Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘caso Cabacas’ sale del juzgado

Ares y Goirizelaia se enzarzan en un duro cruce de reproches que devuelve al plano público la investigación judicial

Continúa el secreto de sumario

Goirizelaia, a la derecha, junto a los padres de Iñigo Cabacas el pasado lunes, tras el acto de homenaje organizado por el Ayuntamiento de Bilbao.
Goirizelaia, a la derecha, junto a los padres de Iñigo Cabacas el pasado lunes, tras el acto de homenaje organizado por el Ayuntamiento de Bilbao.

Tres meses después de producirse, el pelotazo de la Ertzaintza que supuestamente acabó con la vida del joven Iñigo Cabacas en Bilbao continúa siendo objeto de polémica. Mientras la investigación judicial sigue su curso, el homenaje a la víctima celebrado esta semana por el Ayuntamiento de la capital vizcaína, al cumplirse tres meses del trágico suceso, ha destapado de nuevo la caja de los truenos. La familia no ha dudado en tachar de responsable de lo ocurrido a un consejero de Interior, Rodolfo Ares, que se confiesa como el primer interesado en que todo se esclarezca “cuanto antes” y sitúa tras la controversia a la abogada de los Cabacas, Jone Goirizelaia.

El acto de recuerdo a la víctima, organizado el lunes en Bilbao, no se quedó en un mero homenaje. Visiblemente afectados, los padres del joven aprovecharon la repercusión mediática para arremeter contra Ares, a quien acusaron de esconderse e incumplir sus promesas, en referencia a la falta de relación directa e información pública sobre el curso de las investigaciones. Su abogada fue más lejos incluso al exigir “responsabilidades penales y políticas”, lo que rebosó la paciencia del consejero y provocó un duro cruce de declaraciones que se ha prolongado casi toda la semana, devolviendo actualidad a un asunto bajo secreto de sumario.

La elección de abogada ha sido una sorpresa por su marcado perfil

Goirizelaia aparece como la figura que, desde la sombra en ocasiones y otras veces en persona, ha resituado el caso en primera plana. Desde que se personó en el proceso en representación de la familia, se han conocido parcialmente las declaraciones de algunos testigos que han tomado parte en la fase de instrucción. La polémica se ha incrementado, además, con acusaciones directas a la consejería, como la de “hacer trampas con los atestados para reforzar la versión policial” o la de haber ofrecido una compensación económica para zanjar el caso por la vía administrativa.

Pasaron algunas semanas desde la muerte de Cabacas hasta que sus allegados decidieron contratar los servicios de la significada letrada. Una buena penalista, como se reconoce en la profesión, aunque con un perfil político mucho más marcado que el de otros compañeros. Quizá por esa significación con la causa abertzale, su propia elección supuso una sorpresa. Desde los primeros actos de homenaje, la familia se encargó de desvincular la imagen de la víctima a la de cualquier ideología o reivindicación política.

Interior percibe una estrategia para desprestigiar a la Ertzaintza

Lo cierto es que desde que Goirizelaia asumió la defensa de los Cabacas, la relación directa entre estos y el departamento que dirige Ares no ha existido. La letrada se ha convertido en la intermediaria entre ambas partes, un cometido ante el que ha incurrido en la “manipulación malintencionada”, según recriminan desde Interior.

Ares, que en un primer momento explicó la versión oficial de lo sucedido en el Parlamento, y desde entonces ha preferido mantenerse al margen de consideraciones sobre la investigación en los tribunales para “evitar un juicio paralelo”, se ha visto obligado a responder a las acusaciones de la abogada, no de forma menos contundente. Incluso, ha llegado a emplazar a Goirizelaia a “presentarse en las listas de EH Bildu, en vez de valerse de un procedimiento judicial, si lo que realmente desea es hacer política”.

Cronología de los hechos

  • 5 de abril. El Athletic elimina al Schalke alemán en la Liga Europa. Las celebraciones se saldan con altercados en el callejón de María Díaz de Haro y la Ertzaintza interviene con material antidisturbios. Una pelota de goma golpea en la cabeza a Iñigo Cabacas, un joven de 28 años.
  • 9 de abril. Tras cuatro días ingresado en coma en el hospital de Basurto, Cabacas fallece como consecuencia de las lesiones cerebrales sufridas por el impacto de la pelota.
  • 12 de abril. La creciente repercusión mediática del caso obliga a intervenir en el Parlamento al consejero de Interior, que explica la versión oficial de los hechos y asume la responsabilidad. Avanza también la renovación del material antidisturbios de cara a 2013 y asegura que los actuales lanzapelotas solo los utilizarán ya las unidades de elite.
  • 15 de abril. Varios cientos de personas se manifiestan por el centro de Bilbao en recuerdo de la víctima antes del partido liguero del Athletic contra el Mallorca. San Mamés guarda un emotivo minuto de silencio.
  • 9 de julio. Tras varias semanas en las que la repercusión mediática del caso había languidecido, por el inicio de la investigación judicial bajo secreto de sumario, el homenaje organizado por el Ayuntamiento de Bilbao reabre la caja de los truenos y la polémica.

Desde el departamento perciben que las “indignas” acusaciones de la abogada se ajustan a la tradicional “estrategia de los radicales abertzales para desprestigiar la labor policial”. Por eso, convencidos de que fue proporcionada la respuesta que ofreció la Ertzaintza ante los incidentes que provocaron el supuesto pelotazo a Cabacas, tras un partido del Athletic, han dirigido siempre sus réplicas a Goirizelaia y nunca hacia la familia, máxime tras haber perdido el contacto directo con esta.

En su último comunicado, los allegados de la víctima avanzaron que no volverán a responder en público al consejero. La polémica política, sin embargo, se ha mantenido. EA, que desde un primer momento se mostró como la formación parlamentaria más crítica con la actuación de la Ertzaintza, ha vuelto a reclamar la presencia del consejero en la Cámara vasca para aclarar el cruce de acusaciones.

También en Ararteko, Iñigo Lamarca, ha recriminado en público que no ha recibido la información que ha solicitado a Interior sobre el caso Cabacas. Desde el departamento defienden que la investigación corresponde a los tribunales, para lo que se han dispuesto cinco ertzainas que trabajan bajo “órdenes directas” de la juez que lleva el caso, y que el expediente interno se encuentra paralizado mientras tanto, como establece la legislación.

El viernes, una veintena de personas se concentraron ante la Audiencia de Bizkaia para recriminar que los “responsables” de la muerte de Cabacas siguen “en la sombra”.