Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Griñán contará con direcciones del PSOE afines salvo la de Jaén

El secretario general jiennense arrasa y saca un apoyo del 92%

Las agrupaciones de Sevilla, Granada y Cádiz estarán dirigidas por mujeres

Gutiérrez Limones levanta el brazo de Susana Díaz, la nueva líder del PSOE de Sevilla.
Gutiérrez Limones levanta el brazo de Susana Díaz, la nueva líder del PSOE de Sevilla.

Salvo la república independiente del socialismo andaluz, Jaén, los candidatos afines a José Antonio Griñán se impusieron ayer de manera clara en los congresos provinciales del PSOE de Andalucía. En cuatro de los siete celebrados (Sevilla, Cádiz, Granada y Córdoba) se presentaron dos candidatos. Los oficialistas ganaron con holgura. Por primera vez, tres mujeres coincidirán dirigiendo el partido en Sevilla, Granada y Cádiz. La división y tensión inesperada que se vivió hace una semana en el congreso regional no tuvo traslación en los cónclaves provinciales, donde las direcciones serán afines a Griñán. El jiennense Francisco Reyes, el secretario general que más apoyo obtuvo (92% de los votos) de todos, advirtió que expresará sus discrepancias con Griñán desde la "lealtad". Este felicitó a todos desde Twitter. La dirección regional sacó pecho de "la fortaleza democrática del proyecto socialista" frente a los "dedazos" del PP.

»Sevilla. Los socialistas sevillanos, la principal agrupación de España, arreglaron a primera hora de la mañana lo que podía haber sido una torcedura, al entender los críticos liderados por Antonio Gutiérrez Limones que no se garantizaba el voto secreto de los delegados. La pulcritud de las votaciones fue extrema. Todo el mundo retiró su papeleta sellada en una cabina con faldones hasta los pies -no con minifalda, como en el regional- y la gente votó lo que quiso. Y han querido a Susana Díaz como secretaria general por el 67% de los votos, frente al 33% obtenido por Gutiérrez Limones, una diferencia de mayor ayor que la que los críticos lograron cuando se eligieron delegados al cónclave regional. Limones, que sabía que no ganaría, no ha logrado sumar.

Desde que presentó su candidatura, Díaz no ha variado ni un milímetro su discurso y ha hablado más como líder que como candidata a serlo. Su mensaje ha estado dirigido hacia el exterior, a recuperar la confianza perdida de los ciudadanos. "A ganarnos la calle y a gastar suela", proclamó nada más confirmarse los resultados.

La también consejera de la Presidencia no habló de las miserias del PSOE de Sevilla que por lo que cuentan sus integrantes en voz baja las hay y tienen que ver con lo que un dirigente llama "el amor incombustible por el empleo público". Los socialistas dicen que no hablan de estas cosas a tumba abierta por "responsabilidad" con su partido. Limones sí dio un toque. Propuso que la Diputación pagase los salarios de todos los alcaldes de pueblos pequeños para que estos "puedan ir a un comité provincial a criticar a su secretario general". Ahora estos cobran como asesores de no se sabe qué.
Díaz tiene ahora un duro trabajo por delante. El PSOE de Sevilla estaba dirigido por una gestora. Cuando era sercetaria de Organización con el dimitido Viera de líder, fue ella la que amplió las alianzas en torno al secretario general. En Sevilla los acuerdos no son para siempre, porque las distintas tribus cambian de pareja con mucha frecuencia. Ella, que presume con orgullo que es hija de un fontanero, es la primera mujer con más poder en el PSOE andaluz.

»Jaén. Francisco Reyes fue reelegido secretario provincial del PSOE de Jaén, con un 92% de los votos, una de las más potentes agrupaciones andaluzas y donde Gaspar Zarrías seguirá como presidente... de honor. Micaela Navarro, defenestrada por Griñán como consejera, será la presidenta. Reyes quiso desprenderse de la etiqueta que se le ha asignado como referente de los críticos andaluces. "Vamos a decir en cada momento aquello que creemos que tenemos que decir porque lo contrario sería deslealtad con el secretario general del PSOE y Jaén no es desleal, es leal", remachó. Como era de esperar, el sector crítico a la dirección provincial no presentó lista alternativa, pues sus componentes se reducen al núcleo de la capital con el apoyo de la consejera Mar Moreno. Esta protagonizó una de las intervenciones más críticas con la gestión de Reyes, al que acusó de haber incumplido el mandato de los militantes en el pasado congreso regional, donde buena parte de la delegación de Jaén voto en blanco a Griñán. La respuesta le llegó desde el que fuera vicesecretario provincial, José Pliego, que acusó a Moreno de actuar, "sin legitimidad alguna", como interlocutora del PSOE jiennense sobre Griñán y ejercer su influencia para excluirlo de la dirección regional.
Reyes accedió a la secretaría general en marzo de 2010 como lugarteniente de Gaspar Zarrías, que había estado en el cargo 16 años. Precisamente, Zarrías se descolgó la víspera del congreso con unas declaraciones en las criticó la falta de voluntad de José Antonio Griñán para propiciar la integración en el congreso regional, donde la agrupación de Jaén quedó excluida de la dirección andaluza. "La integración depende de quien tiene la responsabilidad", dijo Zarrías, y cuando se le inquirió si eso valía para Griñán fue así de tajante: "A los hechos me remito".

Los dos únicos miembros de Jaén que Griñán ha situado en su ejecutiva "no representan a la gran mayoría del partido", como expresó Reyes. Desde la dirección socialista jiennense se cree que los nombramientos de Cristóbal López Carvajal y Ángel Menéndez para la dirección andaluza no han sido casuales y hay quien lo ve como una provocación. A López Carvajal lo descabalgó Zarrías en 1994 tras 11 años como secretario provincial, y Ángel Menéndez es la principal voz crítica hacia la líder del PSOE de Andújar, Micaela Navarro, otra defenestrada por Griñán.

»Málaga. Miguel Ángel Heredia salió reelegido secretario general del PSOE de Málaga en un congreso más plácido de lo que se presumía meses atrás después de que la corriente crítica Socialistas Hoy no consiguiera reunir los avales necesariospara presentar la candidatura de Josele Aguilar. Los críticos necesitaban 47 firmas de los 233 delegados con derecho a voto para poder presentar candidatura.

La fuerza de este movimiento se ha diluido progresivamente, pues en enero en la designación de delegados al congreso federal lograron el 32% de apoyos; y al congreso regional del pasado fin de semana llevaron el 22% de la delegación malagueña. Pero ayer no lograron el 20% necesario. Aguilar se quejó de las presiones realizadas desde la dirección provincial contra simpatizantes de esta corriente e incluso la acusó de una "especie de fraude de ley". Explicó que todo el aparato del partido ha trabajado para lograr el máximo número de avales para Heredia, cuando las normas establecen que es necesario un 20% y que no se puede exceder del 30%, y que lo han hecho así "con el único objeto de impedir que hubiera otra candidatura". Pese a ello, dentro de la propia corriente han surgido diferencias sobre la estrategia seguida que se evidenciaron en la reunión mantenida el pasado lunes para decidir presentar candidatura. 

Heredia revalidó la secretaría general sin apenas voto de castigo, con un 82,8% de votos a favor (189), porcentaje que difumina la contestación que si había existido tras las elecciones municipales y generales. 38 delegados votaron en blanco (16,6%) y hubo un voto nulo. Heredia llenó el discurso de su balance de gestión de reproches a los críticos, a los que acusó de no cerrar filas en momentos de dificultades , de no pensar en los problemas de los ciudadanos y anteponer los intereses internos.Irónicamente les dijo que echó en falta las "fórmulas magistrales" para evitar la debacle electoral en las municipales, en la que insistió que Málaga no fue una isla y el PSOE en su conjunto sufrió un varapalo en toda España.

El 85,3% de los delegados avaló la gestión de Heredia, que en estos cuatro años y pese a la pérdida de apoyo social del partido en la provincia, ha consolidado su liderazgo, pues entonces salió elegido frente a un movimiento alternativo liderado por el consejero de Cultura de la Junta, Luciano Alonso, con el que han logrado la integración.

»Granada. Teresa Jiménez revalidó su liderazgo al salir elegida por el 67% de los votos frente a Luis Salvador, quien logró contra pronóstico los avales necesarios. El debate de gestión fue muy vivo. Jiménez abogó por una nueva forma de trabajar "con una dosis grande de rebeldía," que, según dijo, el PSOE haperdido.

»Córdoba. El crítico Joaquín Dobladez, al que le costó reunir el 20% de los avales necesarios, obtuvo el 32% de los votos frente al 65% logrado por el secretario general, Juan Pablo Durán.

»Almería. José Luis Sánchez Teruel volvió a lograr el apoyo de los socialistas de esta provincia. Solo hubo una lista apoyada por el 81,6% de los votos.