Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El despertar de las mujeres árabes

La líderes de la Internacional de Mujeres Liberales explican en el Parlament la importancia de las mujeres en la revolución árabe

"Mi hija se va a casar y no sabe hacer ni un huevo frito", explica la marroquí Haiti

Un momento de la reunión entre Nuria de Gispert y las mujeres Liberales en el Parlament.
Un momento de la reunión entre Nuria de Gispert y las mujeres Liberales en el Parlament.

“Mi hija se va a casar y no sabe cocinar ni un huevo frito. Es su novio el que cocina en casa”. La marroquí Hakima Haiti es la vicepresidenta de la Red Internacional de Mujeres Liberales (INLW) utiliza este ejemplo para ilustrar el cambio de mentalidad que se está produciendo en su país y en la cultura árabe. Y recalca que las asociaciones de defensa de los derechos de la mujer tienen un papel importante en este cambio. “En África las mujeres tienen más poder. Son las que portaron la revolución en sus países” afirma Haití. La marroquí certifica que, hoy en día, las mujeres de la región del MENA (Medio Este y Norte de África por sus siglas en inglés) son las que construyen las democracias.

Las mujeres del INLW se reunieron el pasado 10 de julio en el Parlament con la presidenta Núria de Gispert para debatir los temas que afectan a las mujeres con el objetivo de crear una sinergia entre las representantes de los diferentes países miembros. Asimismo, prepararon dos congresos de importancia internacional: la Asamblea de Consejo Internacional de las Mujeres que tendrá lugar en septiembre de este año en Seúl (Corea) y el 58º congreso de la Liberal International en la Costa de Marfil en octubre.

Joaquima Alemany dice que la democracia solo se consolidará con la liberación de la mujer

En el congreso africano asistirá la ministra de Educación de Costa de Marfil, Kamara Kandia. Este apoyo considerable hace que las mujeres del INLW confían más en una mejora significante de la condición de la mujer en el resto de África. Además, señalaron que la expansión de internet en el continente negro ayuda a que las mujeres sepan lo que significa ser libre. Para las mujeres del INLW, las asociaciones feministas tienen ahora que integrar al hombre, para que cambie de mentalidad. “La mujer ya está preparada”, concluyeron.

La presidenta del INLW, Joaquima Alemany, quiso subrayar el fin de la democracia actual y la necesidad de pasar a una democracia representativa que sólo puede existir consiguiendo previamente la libertad total de la mujer. En el discurso que pronunciará en Seúl, Alemany advertirá a las mujeres asiáticas que trabajando no se puede hacer todo y que la mujer tiene también que participar en las organizaciones.

En cuanto a Europa, queda romper el estereotipo de la mujer madre y ama de casa que no puede compaginar su vida con un cargo profesional importante. Según ellas, la mujer europea ya consiguió libertades pero no quiere tomar el poder y el trabajo de las asociaciones es convencer a estas mujeres acceder a los puestos de decisión.