Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un exdirectivo de la CAM culpa a Amorós de impulsar las preferentes

Un segundo ex alto cargo se desvincula ante el juez del fracaso de Polaris

El magistrado acusa a la excúpula de la caja alicantina de varios delitos

El expresidente de la CAM Modesto Crespo acompañado de su abogada a su llegada hoy a la Audiencia Nacional.
El expresidente de la CAM Modesto Crespo acompañado de su abogada a su llegada hoy a la Audiencia Nacional. EL PAÍS

La antigua cúpula de la CAM ha comenzado a declarar hoy en la Audiencia Nacional, justo un día después de que se celebrara la asamblea en la que ha quedado liquidada la caja de ahorros alicantina. El juez Javier Gómez Bermúdez ha citado a declarar en calidad de imputados a cinco antiguos directivos por presuntos delitos societarios, estafa y manipulación del precio de las cosas, según el auto dictado el pasado 28 de junio.

Los primeros en declarar han sido el exdirector general de recursos de la CAM Vicente Soriano Terol,  y el exdirector de planificación y control de la caja alicantina, Teófilo Sogorb. Este miércoles será el turno del expresidente del consejo de administración de la entidad financiera Modesto Crespo.

El interrogatorio a Vicente Soriano ha concluido al filo del mediodía. Según fuentes de la acusación particular, la Plataforma CAM (grupo que aglutina a los afectados por la compra de cuotas participativas y preferentes de la caja), el exalto cargo se ha negado a contestar a las preguntas del denunciante inicial, el abogado murciano Diego de Ramón, y sólo ha respondido a las formuladas por el fiscal y el magistrado. Las mismas fuentes han asegurado que Soriano se ha desvinculado del macroproyecto urbanístico murciano Polaris Wolrd. La antigua CAM, junto con Bancaja, Banco de Valencia y el Banco Popular, concedieron un crédito sindicado de 1.170 millones. La quiebra del grupo inmobiliario llevó a los tres entidades bancarias a condonar el préstamo a cambio de sus activos (suelo y viviendas).

Sobre las dos de la tarde el magistrado Gómez Bermúdez ha dado por terminado el interrogatorio al segundo imputado, Teófilo Sogorb. Este exalto cargo de la CAM, siempre según fuentes de la acusación particular, sí ha contestado a las preguntas de todas las partes. El abogado Diego de Ramón le ha preguntado cuándo considera que comenzó la crisis en la CAM. El imputado ha respondido que en 2008, cuando el mercando financiero mayorista cerró el grifo a la extinta caja por "falta de confianza". Ante esta tesitura, la caja optó por recurrir al mercado minorista (clientes) para seguir financiándose. Y fue cuando puso en circulación las cuotas preferentes. Según Sogorb, esa estrategia la diseñó la entonces directora general adjunta María Dolores Amorós. Esta llegó más tarde, en concreto a finales de 2010, a la dirección general de la caja en sustitución de Roberto López Abad.

El exdirector general de planificación, al igual que Vicente Soriano, se ha desvinculado del macropoyecto urbanístico Polaris World. 

Vicente Soriano se autoincluyó en el ERE general de la CAM unos  meses antes de la intervención de la caja por parte del Banco de España y se embolsó una suma de 1,5 millones de euros. Soriano dejó la caja en febrero de 2011, sin embargo siguió colaborando con la entidad a tenor de los correos electrónicos que le han sido intervenidos. 

La plataforma CAM ha solicitado al juez que imponga a los cinco imputados una fianza global de 13,2 millones de euros. El fiscal no ha pedido ninguna medida cautelar en relación a los dos primeros imputados que ya han declarado. Las preguntas del ministerio público y del juez han versado sobre la crisis de la caja y las retribuciones de sus altos cargos.  

El día 12 está citado a declarar el exdirector general de la CAM Roberto López Abad y al día siguiente, 13 de julio, comparecerá la última directora general de la caja alicantina, María Dolores Amorós.

Todos ellos serán los segundos directivos de cajas de ahorros intervenidas por el Banco de España que comparecen ante la Audiencia Nacional, tras los antiguos gestores de Caja Castilla-La Mancha, que declararon en febrero de 2011.

El nuevo titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, retoma así las diligencias de investigación por la causa abierta contra la CAM en noviembre de 2011 por el juez Fernando Grande-Marlaska, a raíz de la denuncia presentada por el abogado Diego de Ramón, que representa a cerca de 500 afectados por participaciones preferentes. A la causa se sumó la Fiscalía Anticorrupción.

Además, Gómez Bermúdez ha citado a declarar, el próximo 16 de julio, a los peritos de la auditora PwC que elaboraron los informes sobre el análisis de los estados financieros de la caja de ahorros y sobre las jubilaciones vitalicias y prejubilaciones, que se autoadjudicaron los antiguos gestores.

La CAM fue intervenida por el Banco de España el 23 de julio de 2011 y sustituyó a sus administradores, además de aprobar una inyección de 2.800 millones de euros por parte del FROB, que elaboró los informes donde se describen las numerosas irregularidades cometidas por los antiguos gestores de la CAM, sobre todo en la concesión de créditos al sector inmobiliario y en la concesión de pensiones vitalicias para la cúpula directiva.

En marzo de 2011, los gestores de la caja de ahorros, actualmente propiedad del Banco Sabadell, comunicaron a las autoridades financieras unos beneficios de 38,9 millones de euros cuando tres meses después las cuentas arrojaban unas pérdidas de 1.136 millones de euros.

Más información