Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liberada una niña rumana obligada a prostituirse

Las investigaciones comenzaron cuando la policía supo que los dos sospechosos tenían contactos conla joven que quería de irse de casa

Agentes de la policía nacional de Vigo, de la Brigada de Extranjería y Fronteras, detuvieron ayer a un hombre y a una mujer, ambos ciudadanos rumanos, como presuntos autores de un delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Los arrestados organizaron presuntamente el viaje a España de una niña, también rumana, a la que engañaron diciendo que iba a trabajar de limpiadora en un local de Vigo, pero cuando llegó a la ciudad intentaron prostituirla. La policía finalmente logró liberar a la menor tras averiguar que estaba confinada en un piso.

Las investigaciones comenzaron cuando las fuerzas de seguridad destaparon que los dos sospechosos mantenían contactos con una joven que tenía la intención de escaparse de su casa en Rumanía para trabajar de limpiadora en un local de Vigo. Para ello, los ahora detenidos contaron con el apoyo de dos empleados de una empresa de transporte por carretera que hace la ruta Rumanía-Portugal con parada en la ciudad de Vigo. Los investigadores creen que los trabajadores de la transportista les proporcionaron el asesoramiento y la documentación necesaria para el traslado de la niña, mientras que una tercera persona, de origen albanés, acompañó a la menor hasta su llegada a Vigo.

Fuentes de la investigación explican que, en un momento dado de sus pesquisas, detectaron que la niña se encontraba en situación de desamparo. Sus captores, según el relato policial, la querían obligar a prostituirse. Como ella se negaba, aseguran, decidieron secuestrarla en el domicilio de la mujer que resultó detenida y maltratarla.

Negociaban su venta

Según pudo saber Europa Press, la policía nacional logró averiguar que también se estaba negociando la venta de la niña a ciudadanos albaneses que pretendían explotarla sexualmente en otra ciudad. Ante esta situación los agentes detuvieron al hombre, de 42 años, cuando se encontraba en la avenida de Madrid de Vigo. En la misma operación fue capturada en los soportales de la avenida de Beiramar la mujer, de 36 años.

Los dos arrestados pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Vigo, en funciones de guardia, mientras se cursaba otra orden de detención para una tercera persona, un varón que se encuentra en paradero desconocido