Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación desmantela COM Ràdio

La emisora elimina los grandes programas de su parrilla

El ente provincial ultima la fusión de sus medios, que supondrá un recorte del 35% de la plantilla

COM Ràdio no renovará en septiembre ninguno de sus programas estrella, así lo comunicó este martes la dirección de la emisora a los responsables de los principales programas de la parrilla, como los magacines de mañana, tarde y noche, y el programa de deportes que dirige Sergi Mas, entre otros. Son programas externos que COM Ràdio tenía contratados a productoras y profesionales autónomos. El comité de empresa de la emisora ha denunciado la “opacidad” de la dirección, que “se niega a aclarar sus planes de futuro”.

La inquietud del comité no es baladí, ya que la emisora se encuentra inmersa en un ingente proceso de fusión con el resto de los medios propiedad de la Diputación de Barcelona (la Xarxa de Televisions Locals y del diario digital lamalla.cat). El objetivo es crear una única plataforma medíatica orientada a generar contenidos para las radios y televisiones locales. La fusión provocará, según una primera estimación de la dirección, el recorte de un tercio de la plantilla.

La crisis ha precipitado la revisión de este complejo comunicativo de la Diputación —al que destina actualmente 18,5 millones—, especialmente pensando en los Ayuntamientos, que, debido a la asfixia económica que viven, se ven obligados a prescindir de sus medios locales. Solo el pasado año se apagaron media docena de televisiones, algunas emblemáticas, como la de L’Hospitalet. Francesc Pena, consejero delegado de la Diputación, añade que los Ayuntamientos solo son capaces de producir 1,5 horas de contenidos para televisión y cinco para radio.

Para frenar esta sangría en los medios municipales, la Diputación quiere crear una red de intercambio para que estos se puedan nutrir de programas e informaciones generados por la nueva plataforma provincial o por otras emisoras locales. De hecho, se trata de un modelo que ya utiliza la Xarxa de Televisions Locals (XTVL) —con medio de centenar de cadenas adheridas— y ahora se quiere extender a COM Ràdio, que perdería su perfil actual de emisora generalista. “Buscamos un modelo más de servicio para la radio local y reforzar la información del territorio”, apunta el director general de la radio, Rafael de Ribot.

La primera fase de esta fusión se llevó a cabo hace una semana, con la integración de las redacciones de la XTVL y lamalla.cat. Como consecuencia de ello, el diario digital se ha rebautizado como Xarxanoticies y han sido despedidos sus 14 periodistas. Pero el grueso de la operación y de los despidos está por llegar (se podría producir a principios del año que viene). La memoria de la fusión elaborada por los responsables de la XTVL calcula que es necesario un recorte del 35% de la plantilla contratada en la XTVL y la radio, formada por 137 personas. Por el contrario, el estudio apuesta por fomentar la externalización del personal —actualmente 158 trabajadores—, lo que es más barato. El comité de empresa de COM Ràdio lo rechaza y censura que una Administración pública “fomente la precariedad laboral”.

En una segunda fase, la concentración de medios públicos incluirá la fusión con la Agencia Catalana de Noticias, de la Generalitat. El secretario de Medios, Josep Martí Blanch, reconoce que la fusión está en punto muerto, pero “no se ha descartado”.