Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Emed Tartessus compra un suelo clave para reabrir la mina de Riotinto

La multinacional pagará entre 10 y 20 millones de euros por 1.200 hectáreas

Aspecto de una parcela de extracción de Minas de Riotinto. Ampliar foto
Aspecto de una parcela de extracción de Minas de Riotinto.

La multinacional Emed Tartessus comunicó ayer la firma de un acuerdo para adquisición de unos terrenos aledaños a la Mina de Riotinto, propiedad de la sociedad sevillana Rumbo 5-Cero, por un importe que podría alcanzar los 20 millones de euros. Según informó ayer la multinacional minera, en estos terrenos —unas 1.200 hectáreas— se encuentra la mayor parte de las escombreras y presas de estériles procedentes de la mina, por lo que su propiedad es imprescindible para volver a poner en funcionamiento el proyecto de extracción de mineral.

El acuerdo con Rumbo 5-Cero contempla un primer pago de un millón de euros a la firma del contrato de compraventa, otros 3,5 millones a la ejecución del acuerdo (antes del 28 de septiembre), y 5,5 millones en acciones de Emed Mining, sociedad matriz de Emed Tartessus, propietaria de la mina de Riotinto, que cotiza en la Bolsa de Londres.

Asimismo, Emed se ha comprometido a pagar un canon trimestral a Rumbo durante los primeros 10 años de vida de la explotación, que podrían alcanzar los 10 millones de euros y que empiezan a contar cuando la capacidad de producción de la mina se estabilice en 9 millones de toneladas al año. Estos pagos sólo serán efectivos cuando el precio del cobre se mantenga por encima de los 2,60 dólares (2,11 euros) por libra y como máximo alcanzarán la cifra de 1 millón de euros anuales.

Rumbo 5-Cero rentabiliza con este contrato la inversión realizada en diciembre de 2005 cuando se adjudicó la citada finca por 2,8 millones de euros en una subasta de la Agencia Tributaria, como consecuencia del embargo de la Seguridad Social, ante los impagos y la quiebra de la antigua empresa minera MRT.

Inicialmente Rumbo pretendía pretendida crear un núcleo turístico residencial configurado por chales junto al barrio inglés de Bellavista, un hotel de un centenar de habitaciones y un nuevo campo de golf de 18 hoyos, todo ello dependiendo de la nueva redacción y recalificación de este suelo rústico en el correspondiente PGOU.

Emed y Rumbo han acordado además investigar el potencial de la explotación de las presas de estériles y escombreras, cuyos depósitos por la antigua actividad minera podrían ser rentables dado su contenido en metales preciosos.

Con la adquisición de estos terrenos, Emed Tartessus da un paso más en su proyecto de reapertura de la mina y cuenta ya con el 96% de los terrenos de la explotación. El resto es propiedad de Construcciones Zeitung con la que Emed pretende cerrar un acuerdo en breve plazo.

Actualmente, la Junta de Andalucía tiene el expediente de la Autorización Ambiental Unificada (AAU) en periodo de información pública. Fuentes de Emed han indicado que esperan que para finales de este año la reapertura sea una realidad.

“Hemos trabajado duro con todas las partes para poder arrancar el proyecto a finales de 2012, y ahora podemos decir que, con las infraestructuras de que disponemos, los recursos mineros probados y listos para ser extraídos, y los acuerdos de financiación, estamos en una buena posición para comenzar las operaciones mineras lo antes posible, tan pronto como consigamos todas las autorizaciones pertinentes”, indicó Harry Anagnostaras, consejero delegado de Emed Mining, matriz de Emed Tartessus, en un comunicado.