Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos alpinistas catalanes de 29 años mueren en los Alpes suizos

En el momento del accidente los alpinistas estaban bajando el Eiger, de 3.950 metros

La ladera norte y oeste de la montaña Eiger en los Alpes suizos donde han fallecido los dos montañeros.
La ladera norte y oeste de la montaña Eiger en los Alpes suizos donde han fallecido los dos montañeros.

Dos montañeros catalanes de 29 años han muerto en el Eiger, una montaña de 3.950 metros de los Alpes suizos. El accidente se produjo mientras realizaban el descenso por la arista Mittellegi, una de las más accesibles del pico, hasta la estación de tren de Jungfraujoch, a 3.454 metros de altura. Según el alcalde de la localidad de Prats de Lluçanès (Osona), de donde era natural uno de los fallecidos, la bajada se realiza en cinco o seis horas.

Óscar Luceño, en una imagen de la página web del Ayuntamiento de Prats de Lluçanès, donde había nacido.
Óscar Luceño, en una imagen de la página web del Ayuntamiento de Prats de Lluçanès, donde había nacido.

Los dos alpinistas consiguieron coronar la cima del Eiger el pasado miércoles a las siete de la mañana; desde allí, uno de ellos, Óscar L., llamó a su pareja. El mismo miércoles por la tarde, la novia y los familiares de Óscar no pudieron contactar con los jóvenes.

Un día después, la pareja del montañero llamó a los Mossos d’Esquadra, que, tras realizar las pesquisas oportunas, le comunicaron que la policía suiza había encontrado los dos cadáveres el jueves por la tarde. Los padres de Óscar, que habían partido hacia Suiza, recibieron una llamada ayer a la una de la madrugada, cuando cruzaban la frontera francesa, y se les informó de la muerte de los dos alpinistas.

Según fuentes del Ayuntamiento de Prats de Lluçanès, los equipos de rescate suizos pidieron alguna foto, así como información de los desaparecidos, para facilitar su búsqueda. Los dos fallecidos portaban un aparato de localización GPS, que dejó de emitir señal el miércoles cuando los alpinistas comenzaron el descenso del Eiger.

El presidente del centro excursionista La Espardenya, de Villalonga del Camp (Tarragonès), al que pertenecía el segundo fallecido, Josep María Salvat, señaló que los dos alpinistas tenían amplios conocimientos y experiencia en la montaña. El alcalde de Prats de Lluçanès, Lluís Vila Vilalta, confirmó que Óscar L. practicaba el alpinismo desde hacía ocho o 10 años.

Vila reconoció que el joven era un entusiasta practicante de diferentes deportes, como fútbol, tenis, esquí y bicicleta, y un apasionado de las motos de montaña, pero que en los últimos años había “dejado un poco de lado” estas prácticas para dedicarse al alpinismo. No era la primera vez que la pareja realizaba un ascenso juntos; el año pasado estuvieron escalando en los Dolomitas, en los Alpes italianos.