Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición en bloque exige la dimisión de Castedo y Alperi

El PSPV tilda de "indigna e innoble" a la alcaldesa de Alicante por adulterar el PGOU

Puig apunta que los imputados del PP ya constituyen el tercer grupo parlamentario

La oposición en bloque en el Ayuntamiento de Alicante ha exigido la dimisión fulminante de la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, del PP, a la que el juez le atribuye tres delitos en la pieza separad del caso Brugal que estudia el supuesto amaño del PGOU.

La portavoz socialista en el Ayuntamiento, Elena Martín, en una concurrida rueda de prensa ha lamentado la actitud "innoble e indigna" de la regidora que ha optado por defender antes los "intereses particulares" que los de la ciudadanía. Martín ha pedido al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que cumpla con su promesa y aparte de la actividad pública a Castedo y al exalcalde, Luis Díaz Alperi, al que también le atribuyen los mismos delitos. "Ya está bien de que la palabra corrupción sea el apellido de la Comunidad Valenciano", se lamentaba la regidora.

Martín considera que "Alicante no se merece dirigentes corruptos" y ha destacado que los tres delitos que le atribuyen a la alcaldesa son "los peores que puede tener un político, no podemos esperar más".

Acto seguido, el portavoz de Esquerra Unida en el Ayuntamiento de Alicante, Miguel Ángel Pavón, también exigió "el cese fulminante" de la actividad pública de Castedo al considerar "insostenible" la situación judicial de la regidora.

La diputada autonómica de Esquerra Unida en las Cortes, Esther López, ha instado a Fabra a que haga dimitir a todos los diputados imputados, que son diez hasta el momento, para evitar que "la cámara se convierta en un refugio de imputados sin credibilidad".

El concejal de Unión Progreso y Democracia en Alicante, Fernando Llopis, se ha limitado a pedir una reunión urgente con la alcaldesa.

REACCIONES EN LAS CORTES

Los grupos de la oposición en las Cortes han exigido al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que depure responsabilidades tras conocerse la petición de imputación de la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, y su antecesor, Luis Díaz Alperi, ambos diputados autonómicos.

A preguntas de los periodistas, el portavoz del PP en las Cortes, Rafael Maluenda, se ha mostrado sorprendido por la noticia de la petición de imputación, y ha manifestado que el presidente de la Generalitat "está demostrando tolerancia cero" en temas de corrupción.

El portavoz del PSPV, Antonio Torres, ha pedido a Fabra que actúe "de inmediato" y "tome medidas con carácter de urgencia para limpiar la vida política valenciana".

Ximo Puig, secretario general del PSPV, ha comentado en Valencia que "el tercer grupo de la cámara ya son los diputados imputados del PP; ya son más que otros grupos".

El portavoz de Compromís, Enric Morera, ha señalado que la situación "no puede ser más grave desde el punto de vista institucional y de credibilidad de las instituciones", y ha pedido a Fabra que depure responsabilidades y "a parte de la vida pública a aquellas personas que tienen indicios razonables de haber cometido delitos".

La diputada de Esquerra Unida, Marina Albiol, ha afirmado que, con la petición de las imputaciones de Castedo y Díaz Alperi, son ya diez los diputados "imputados" en la bancada del PP, un "récord mundial", ha lamentado.