Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Preferentes, vías de escape al laberinto

Reclamar ante la entidad, primer paso a dar ante el bloqueo del dinero invertido

Afectados por las preferentes manifestándose, el pasado marzo, ante el Valedor do Pobo.  ANXO IGLESIAS
Afectados por las preferentes manifestándose, el pasado marzo, ante el Valedor do Pobo. / ANXO IGLESIAS

La pesadilla en la que se ha convertido para miles de ahorradores comprobar que el dinero que creían seguro en un depósito se encuentra en las temidas participaciones preferentes parece lejos de terminar. Nadie tiene certezas sobre el camino que debe emprenderse para tratar de recuperar la totalidad de unos ahorros que han perdido gran parte de su valor al cotizar en un mercado secundario con reglas poco claras. A la espera de que Novagalicia Banco proponga una solución similar a la que ya están implementando otras entidades, los ahorradores se debaten entre la posibilidad de emprender acciones judiciales, recurrir al arbitraje propuesto por la Xunta o esperar a que prospere la demanda que prepara la Fiscalía del Tribunal Superior. Cada alternativa tiene sus pros y sus contras pero ninguna garantiza que el ahorrador vaya a recuperar su dinero. Estas son algunas de las opciones.

¿Hay que reclamar ante la entidad? Asociaciones de usuarios como Adicae recomiendan pedir a la entidad afectada que entregue toda la documentación que tiene sobre nuestro caso. Es un paso imprescindible para conocer cuál es la verdadera situación ya que hay ahorradores que ni siquiera saben que su dinero está en participaciones preferentes u obligaciones subordinadas y aseguran que nuncan han firmado un contrato para suscribirlas. Si ha sido así, la entidad debe de tener una copia firmada de ese contrato. El siguiente paso es reclamar ante el servicio de atención al cliente de la entidad.

Hay ahorradores que ni siquiera saben que tienen preferentes

¿Deben dirigirse a la CNMV o al Banco de España? Antes que nada hay que aclarar que la resolución emitida por estos órganos no es vinculante, por lo que la entidad no tiene la obligación de devolver el dinero aunque nos den la razón. La reclamación debe de presentarse ante la CNMV ya que es la responsable de vigilar la comercialización de este tipo de productos. Si se reclama al Banco de España se pierde tiempo porque lo que hace es remitir el escrito a la CNMV. Desde Adicae explican que contar con una resolución favorable puede ser de ayuda para tener más posibilidades de éxito en un proceso judicial o en un arbitraje. Sin embargo desde otra asociación, Ausbanc, se duda de la efectividad. Su delegado en Galicia, Jesús Garriga, recuerda que la CNMV ha permitido que este tipo de productos se comercialice a clientes minoristas, pese a su complejidad.

¿Arbitraje o vía judicial? La opción del arbitraje es la que se defiende desde la Xunta para que los clientes puedan llegar a recuperar su dinero. Sin embargo, esta alternativa presenta algunos problemas y es vista con mucha desconfianza tanto por asociaciones y afectados. Según indica la Consellería de Economía e Industria, es necesario que Bruselas conceda su autorización a Novagalicia Banco para aplicar esta vía. Por el momento la han solicitado más de 1.200 afectados. La Xunta defiende que es la opción más rápida y económica. Puede resolverse en cuatro meses. El problema es que en caso de fallo desfavorable para el ahorrador ya no podrá recurrir a la vía judicial. Desde Adicae solo se recomienda si se trata de un caso muy claro, donde se pueda demostrar el engaño. Esto no sucede a menudo porque la entidad suele escudarse en que el cliente firmó un contrato y conocía las condiciones. Ausbanc rechaza el arbitraje y propone la vía judicial.

¿Demanda civil o penal? En principio la vía civil parece la más apropiada a la hora de emprender la reclamación judicial, aunque puede haber casos en los que también proceda la vía penal, casi siempre más lenta. Desde Ausbanc indican que las demandas civiles suelen resolverse en seis o siete meses. La Fiscalía del Tribunal Superior está preparando una demanda contra Novagalicia Banco en la que presentará cerca de un millar de casos de ahorradores perjudicados. La resolución de esta demanda llevará años. La vía penal puede llegar a usarse por parte de ahorradores que se consideren estafados.

La vía penal puede ser adecuada para

los que crean que han sido estafados

A todas estas opciones se suman las que pueden producirse en el futuro si Novagalicia es autorizada por las instituciones españolas y europeas a ofrecer alternativas a sus clientes como las que están presentado otras entidades. Algunas están ofreciendo el canje del importe invertido en estos productos por acciones o incluso la suscripción de un depósito por el 100% del capital inicial, que podrá recuperarse al pasar cierto período de tiempo. Bankia ofrece desde hace unos días dos opciones, bien recuperar el 80% de la inversión inicial directamente o suscribir un depósito que permitirá recuperar el 100% de los fondos pero en cuatro años. De todas formas, la solución está condicionada a la aprobación de Bruselas al ser Bankia una entidad con mayoría de capital público, como Novagalicia Banco.

“Compartimos su preocupación”

Novagalicia Banco está enviando cartas a los ahorradores que han reclamado en las que asegura que está buscando soluciones. El propio presidente de la entidad, José María Castellanos, explicó a unos afectados en Ourense hace unos días que espera poder ofrecer algún tipo de salida en las próximas semanas. En las cartas se reconoce que las participaciones preferentes tienen en este momento “escasa líquidez” y se muestran solidarios con las preocupaciones de los clientes: “entendemos su enfado y compartimos su preocupación”. Desde Adicae consideran “un sarcasmo” la respuesta. El copresidente de la entidad, Mauro Varela, echó más gasolina al incendio el pasado jueves al señalar que los clientes sabían lo que compraban al adquirir las controvertidas preferentes.

En las plataformas de afectados la única vía que ven clara para tratar de recuperar sus ahorros es la presión en la calle. La portavoz de la plataforma de Vigo, explica que todos los días llegan a la oficina nuevos afectados que piden información sobre el camino a seguir. Asegura que entregan a todos los afectados un modelo de reclamación ante la entidad en el que se pide la venta al 100% de las participaciones, pero siempre obtienen la misma respuesta, su petición está “en estudio”.

La portavoz viguesa indica que muchos afectados están suscribiendo un préstamo para poder disponer de líquidez pero “el problema es que ese préstamo vence en unos años y el capital no estará amortizado”. Junto a ello insiste, además, en que los ahorradores rechazan el arbitraje por considerarlo inseguro y la vía penal, por lenta.