“El fallo de Sortu era previsible”

La legalización de Sortu por el Tribunal Constitucional ha cerrado el cuadrado de relaciones cruzadas entre partidos —o la ausencia de ellas— que va a definir el futuro de la política vasca

Pregunta. ¿Tras ser aceptada como una fuerza legal por el Constitucional, el PP debería mantener relaciones de partido a partido con Sortu?

Respuesta. Cuando Sortu tenga representación, si es que la tiene, veremos qué es lo que hacen. Vamos a estar atentos a su comportamiento político. Se presenta con muchos negativos al escenario político. Desde ahí, lo que vamos a hacer es observarlo, desde luego con desconfianza.

P. ¿Qué le ha parecido la sentencia del Constitucional?

R. Era previsible y estaba descontada.

P. ¿Por la composición del tribunal?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
“El PSE está demostrando en Vitoria la peor cara del partido”

R. Sí, claro, porque ya había precedentes de sentencias semejantes.

P. ¿Usted también suprimiría el Constitucional y lo convertiría en una sala del Supremo, como defiende su compañera de partido Esperanza Aguirre?

R. No, yo no. El Constitucional tiene un papel relevante. Es un modelo que se instituyó originalmente en Austria en 1927 y luego se ha calcado en casi todos los países democráticos. Lo que igual sí que convenía es que representara más fielmente un análisis objetivo de la ley y de la Constitución. En algunas ocasiones parece que no representa exactamente eso.

P. Da la sensación de que hay cualificadas voces en su partido que repudian las sentencias, e incluso que no les gustan los tribunales, cuando van contra sus planteamientos.

R. Me imagino que será algo muy humano.

P. Desde la ruptura del pacto con el PSE se han convertido usted y Javier Maroto en los arietes institucionales del PP contra el Gobierno.

R. No. Lo que está sucediendo es que el PSE ha entrado a saco en el Ayuntamiento de Vitoria con un comportamiento absolutamente desleal y, desde luego, con una falta de compromiso completo con la institución, con la ciudad. No tiene nada que ver con la lealtad con que el PP se ha portado con los socialistas. El PSE en Vitoria está demostrando la peor cara del partido.

P. ¿Y en la Diputación de Álava, a cuyo frente llegó usted gracias al apoyo socialista?

R. Lo que estamos viendo clarísimamente que los socialistas están trabajando para simpatizar con el PNV.

P. Las relaciones que mantiene su partido con el PNV tampoco son malas.

R. Ojalá fueran buenas también con el PSE.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS