Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un dramaturgo rebelde para el Día das Letras de 2013

La Academia elige a Vidal Bolaño frente a Antonio Fernández y Morales

Roberto Vidal Bolaño.
Roberto Vidal Bolaño.

Uno de los mejores dramaturgos contemporáneos gallegos, un espíritu rebelde, o —en palabras de Margarita Ledo, una de los miembros de la Real Academia Galega (RAG) que lo propuso—, “nuestro Darío Fo”, Roberto Vidal Bolaño, será el autor homenajeado en el Día das Letras Galegas de 2013, según acordó el plenario de la RAG reunido a última hora de la tarde de ayer. Por una vez, las quinielas o la petición popular funcionaron. La elección del teatreiro compostelano (allí nació en 1950 y murió el 11 de septiembre de 2002, cumpliendo por los pelos la condición de llevar una década fallecido para ser homenajeado) había sido solicitada por medio centenar de sociedades e instituciones y 800 firmas de gente vinculada a los escenarios.

Después de que el presidente de la RAG, Xosé Luis Méndez Ferrín, anunciase la decisión y señalase la “potencia creativa de Vidal Bolaño en todos sus aspectos, desde autor dramático a diseñador de espacios o guionista audiovisual”, Ledo incidió en la preocupación de Vidal por atraer público “algo que era importante cuando empezó, porque no existía, y lo es ahora, porque atraviesa una situación delicada”.

Euloxio Ruibal, otro de los promotores de su candidatura, que comenzó su andadura teatral con él, destacó que Vidal tenía un claro compromiso con unos valores de izquierda, que transmitía en su obra, la más amplia de la dramaturgia gallega a pesar de su pronta muerte . “No sé si la decisión de la Academia es valiente o no, pero está tomada teniendo en cuenta la sociedad en la que estamos”, dijo.

“Su obra se caracteriza por un irrevocable compromiso con el idioma gallego, pues estamos ante un autor radicalmente monolingüe que contribuyó a la definitiva instalación del teatro en nuestra lengua. Además en su obra hay un inequívoco compromiso estético", analizaba la nota facilitada por la RAG. “Era de justicia para toda la escena”, decía ayer al recibir la noticia un emocionado Antonio Durán Morris, presidente de la Asociación de Actores, “Roberto es toda una lección de historia de cómo se creó y se desarrolló el teatro gallego, con quién y contra quién”. El joven dramaturgo Rubén Ruibal, que se considera su discípulo, apunta que “es una compensación para los palos que está llevando la escena”. “Espero que el Día das Letras suponga un impulso para el teatro”, dijo.

Vidal fue de los pioneros del teatro contemporáneo en Galicia, a finales de los años 60. Fue también de los primeros en profesionalizarse —con la ayuda del despido del banco en el que trabajaba—. Creó el Grupo Antroido, la primera compañía teatral gallega. Trabajó para el Centro Dramático Galego, pero lsufrió un veto de casi ocho años que suplió con trabajos de guionista en TVG y TVE. Su candidatura se impuso ayer a la de Antonio Fernández y Morales, un militar liberal berciano, que en 1861 publicó el que se considera segundo libro en gallego.