Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
el futuro del pp

La designación del ‘número dos’ de Zoido en el PP andaluz se atasca

La elección del secretario general estará resuelta antes del congreso regional

Juan Ignacio Zoido y Javier Arenas, el viernes en la sede del PP.
Juan Ignacio Zoido y Javier Arenas, el viernes en la sede del PP.

El cambio de liderazgo en el PP andaluz de Javier Arenas a Juan Ignacio Zoido se resolvió en un santiamén. El mismo día que se supo que el que ha sido líder del partido durante dos décadas se iba, ya se apuntaba al alcalde de Sevilla como sucesor. Se quería hacer rápido para cortar los movimientos de las provincias y evitar que estallara la lucha por el poder. Sin embargo, la designación del número dos está costando más, aunque es improbable que se llegue al congreso regional, convocado en Granada a mediados del mes próximo, sin que esté clara la nueva estructura.

Desde el domingo, Zoido se ha dedicado a hablar con los presidentes provinciales para recabar opiniones, pero su intensa agenda como alcalde de la capital andaluza y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) le ha impedido avanzar a la velocidad que quisiera, según explican fuentes de su entorno. Ha tenido que viajar a París como parte de los preliminares de la cumbre de la Unesco en San Petersburgo, en la que tres monumentos de Sevilla podrían catalogarse en peligro por la construcción de la Torre Pelli.

También ha estado en Madrid, en su calidad de máxima autoridad de la FEMP, y el viernes asistió al debate del estado de la ciudad de Sevilla en el Ayuntamiento, razón por la que se incorporó a una reunión con la comisión organizadora del congreso, celebrada en la sede del PP andaluz, cuando prácticamente estaba acabando.

Mientras, la bola de las quinielas del futuro secretario general sigue rodando. Distintas fuentes sostienen que el aspirante único a liderar el PP andaluz tiene predilección por José Luis Sanz, alcalde de Tomares y presidente de la organización en Sevilla, una persona con la que ha trabajado activamente. Si embargo, Sanz tiene el hándicap de su condición de sevillano, lo que aviva el malestar que ha provocado en las provincias orientales la plena identificación de Zoido con la capital andaluza. Al alcalde le quedaría un trabajo de orfebre para hallar el equilibrio entre los territorios, lo que pasaría obligatoriamente por pactar la vicesecretaría de Organización con Málaga. Tampoco se descarta que Juan Manuel Moreno, malagueño y secretario de Estado de Servicios Sociales, sea finalmente el número dos, si bien su aceptación llevaría aparejada la candidatura a la Junta en las elecciones de 2016.

Javier Arenas y Antonio Sanz, estaban el viernes en sus despachos de la sede andaluza, que conservarán hasta el congreso. El presidente de la comisión que prepara el cónclave, Ricardo Tarno, no despejó ninguna incógnita. Preguntado por cuál es la diferencia entre la propuesta de partido de Arenas y la de Zoido, se hizo un lío y dijo: “El modelo de Zoido, conociéndole, tendrá que ver mucho con el de Arenas, pero con su impronta personal y política. Un modelo, que por cierto, está testado y probado excepcionalmente bien en Sevilla. Pero Zoido ya ha dicho que se considera heredero del modelo de Arenas, porque lo que ha funcionado bien tiene que seguir funcionando bien”.

Zoido se hallará también inmerso la semana próxima en sus tareas de alcalde. De momento, el martes y el miércoles viajará a San Petersburgo.