Otro estudio ambiental retrasa varios años el AVE Vigo-Madrid

Cuando ya tendrían que estar listos los proyectos básicos para a continuación licitar la obra, Medio Ambiente habría tomado la decisión de reiniciar los estudios el pasado 24 de abril

Santiago de Compostela - 20 jun 2012 - 20:33 UTC

El AVE directo entre Ourense y Vigo por Cerdedo fue una promesa personal de Ana Pastor en la campaña electoral, ratificada luego como ministra de Fomento con la etiqueta de “prioridad”. Pero ayer su número 2, el secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, informó en el Congreso de que habrá que rehacer los estudios ambientales del proyecto, lo que supondrá un retraso de varios años.

Catalá usó así un argumento técnico para terciar en una nueva discrepancia entre Pastor y el presidente gallego Alberto Núñez Feijóo. Tras la ratificación de Pastor de que el proyecto era para ella una “prioridad”, hace tres semanas Feijóo afirmó en una entrevista radiofónica que con la actual crisis la prioridad “tiene que ser la conexión de Vigo con la Meseta con la línea que está en estos momentos ejecutándose”. Esto es, dando un rodeo por Santiago para ir a Ourense y evitando así un gasto de unos 1.500 millones de euros en la variante de Cerdedo.

Más información

Por esa discrepancia le preguntaba ayer la diputada socialista y edil de Vigo Carmela Silva a Catalá, cuando el alto cargo de Fomento dejó caer: “Todavía es necesario desarrollar la Declaración de Impacto Ambiental, según hemos trabajado con el Ministerio de Medio Ambiente vamos a tener que hacer una nueva información pública, una nueva Declaración de Impacto Ambiental, lo cual nos va a llevar un cierto tiempo”. Silva no dio importancia al retraso, y en un comunicado se felicitó por “arrancar al Gobierno” el compromiso del tramo de AVE y exigió disculpas a Feijóo.

Lo cierto es que el AVE Vigo-Ourense directo por Cerdedo ya contaba con una declaración ambiental desde marzo de 2010 y de un trazado supuestamente definitivo validado también tres meses después. En él se había cambiado la previsión inicial de varios túneles consecutivos por un único gran túnel de 18 kilómetros. A falta de más explicaciones por parte de Fomento o Medio Ambiente, ese cambio y una ligera variación al norte de Pontevedra, decididos ambos por el equipo del anterior ministro, José Blanco, serían los argumentos para justificar un nuevo estudio ambiental y el consiguiente retraso.

Cuando ya tendrían que estar listos los proyectos básicos para a continuación licitar la obra, Medio Ambiente habría tomado la decisión de reiniciar los estudios el pasado 24 de abril, sin que trascendiese hasta que ayer, dos meses después, la desveló Catalá.

En su intervención de ayer en el Congreso, el alto cargo de Fomento también detalló, a preguntas en este caso del BNG, la situación en que se encuentra el proyecto de ampliación de la AP-9 a su paso por Rande y Santiago. Catalá criticó que el anterior Gobierno aprobase la ampliación “dos días antes de las elecciones generales”, pero aseguró que el actual Ejecutivo es “respetuoso con las decisiones” anteriores. Por ello, Fomento “dio trámite a los pliegos” de las obras de ampliación que acometerá Audasa.

Según Catalá, la emisión de deuda con la que Audasa financiará inicialmente la obra está “pendiente de autorización” por parte del Ministerio de Hacienda. Al tiempo, Fomento negocia con la concesionaria para modificar las condiciones de la compensación posterior por esas obras, de forma que no sea con una subida directa del peaje en ese tramo sino “revisando la política tarifaria de la autopista”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50