Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los urbanistas cargan contra el proyecto Eurovegas y cuestionan su legalidad

Tres organizaciones profesionales cuestionan el procedimiento que ha seguido la Generalitat

El Colegio de Arquitectos dice que, sin conocer el proyecto, "no está a favor" de lo que se sabe

Los terrenos agrícolas al entorno del Llobregat destinados para edificar Eurovegas.
Los terrenos agrícolas al entorno del Llobregat destinados para edificar Eurovegas.

Tres organizaciones profesionales de urbanistas han consensuado un manifiesto en el que se cuestiona que el macroproyecto de Eurovegas encaje en las leyes y el planeamiento urbanístico vigentes, arrementen contra la Generalitat por el procedimiento que ha seguido hasta ahora y alertan de que la situación de excepcionalidad no está justificada. El manifiesto, que esta mañana ha sido debatido durante un concurrido debate en el Colegio de Arquitectos de Cataluña (Coac), lo firman la Agrupación de Arquitectos Urbanistas de Cataluña, la Asociación Española de Técnicos Urbanistas y la Sociedad Catalana de Ordenación del territorio, adscrita al Institut d'Estudis Catalans.

La sala de actos del COAC se ha quedado pequeña para albergar el debate sobre un proyecto que ha recibido el primer bofetón por parte del decano, Lluís Comerón, sobre la falta de transparencia del Gobierno de Artur Mas al respecto: "No han respondido a nuestra petición de información". Tras dos horas de duras intervenciones, todas contrarias al proyecto menos una, y reiteradas peticiones a Comerón para que se posicionara, el decano ha manifestado que el colegio "hace suya la voz escuchada durante el debate": "De lo que conocemos, no estamos a favor, pero no nos posicionaremos definitivamente hasta que no conozcamos el proyecto", ha dicho Comerón, que ha advertido: "Presenta muchos problemas y habrá que ver si, además de legal, es legítimo".

El representante de la Agrupación de Arquitectos, Xavier Matilla, ha sido el primero en intervenir y ha aprovechado la para presentar públicamente el documento de los tres colegios profesionales. De manera muy gráfica ha definido Eurovegas como “triple nini: ni es de interés público, ni atiende a principios éticos urbanísticos, ni ha sido sometido a pruebas de transparencia”.

Los urbanistas aseguran en el texto que en actual momento de crisis económica es preciso más que nunca, la correcta planificación del entorno y reclaman la vigencia de la llamada Declaración Brundtland de 1987, que considera el desarrollo sostenible aquel que no compromete a futuras generaciones. También reclaman un turismo de calidad como un valor añadido del urbanismo y alertan de que nada justifica que se empleen procedimientos de excepcionalidad en la planificación del territorio con el argumento de que se trata de situaciones de singularidad.

Los firmantes recuerdan que, de ser cierta la ubicación del macroproyecto entre los términos de Viladecans y Sant Boi, se vería afectado el 27% de las 2.938 hectáreas que ocupa el parque agrario del Baix Llobregat, creado en 1998 y que tiene entre sus objetivos la promoción de los usos agrícolas como una inversión de futuro.

El manifiesto se pregunta en qué consistiría realmente Eurovegas, qué edificabilidad tendría el proyecto, qué infraestructuras comportaría, qué consumos de recursos se prevén y qué nivel de emisiones y fuentes de energía se emplearían. También se interrogan sobre cómo se justificaría el interés público de la actuación, cómo se garantizaría la lealtad entre la Generalitat y los Ayuntamientos afectados y cómo se realizaría la evaluación de impacto ambiental.

Finalmente, las tres asociaciones de urbanistas preguntan en cuántas fases se ejecutaría el proyecto, en qué momento está previsto someterlo a información en los municipios afectados y qué tiempo se prevé de tramitación. Tampoco se deja pasar la ocasión para interrogarse sobre qué ubicaciones se han barajado hasta ahora y bajo qué principios o criterios.

Entre las intervenciones de este mediodía en el COAC, las de los juristas expertos en urbanismo Agustí Jover -que ha dicho que la falta de transparencia le impide estar a favor o en contra, pero ha exigido que se cumpla la ley- y Carles Pareja. Este ha alertado de que por restrictivas que sean las leyes, se pueden modificar: "Nada impediría que se hiciera una ley a medida de Eurovegas, como ocurrió con Port Aventura”, ha dicho, y tras mostrar la "inquiedud" que le suscita el silencio de la Generalitat y ha vaticinado que pese a la protección de la que goza, a los propietarios del parque agrario "se les expropiará a valor de suelo rústico", y todos contentos. Pareja se ha mostrado confiado en que la ley europea que "prohíbe que las Administraciones puedan favorecer a un determinado grupo privado en pro de la libre competencia" paralicen el proyecto.

El geógrafo Francesc Muñoz ha puntualizado que si bien es cierto que se tiene poca información del proyecto "sí tenemos mucha información muchísima sobre el impacto que este tipo de proyectos XXL, king size o urbanismo fast food tienen en el territorio". Muñoz, autor del concepto urbanalización, la banalización de las ciudades ha criticado sin tapujos "unos proyectos que dialogan poco o nada con el entorno, son islas de actividad que generan urbanismo especializado, lejos de lo que se defiende desde las propias Administraciones". El geógrafo ha alertado, finalmente, de que ha costado décadas que Barcelona y Cataluña se hayan convertido en referentes europeos líderes en urbanismo y paisaje. La bióloga Anna Zahonero ha hablado de Eurovegas como "artefacto sobre el territorio" y ha hablado de la insostenibilidad de los consumos de agua o energéticos que conllevaría el macrocomplejo, además de recordar que el estado donde se encuentra Las Vegas, Nevada, bate récords en índice de paro. 

Desde la fila cero de arquitectos, Xavier Monteys ha ironizado que Barcelona "se ha ganado a pulso el proyecto queriendo ser olímpicos y hacer el Fórum"; Àgapit Borràs ha alertado de la fragilidad que podría tener la protección del delta del Llobregat y ha rechazado el discurso que defiende Eurovegas por la creación de puestos de trabajo: "en estos casos alguien se enriquece pero el territorio se empobrece".

Solo la intervención ha defendido el proyecto. Entre abucheos, una joven arquitecta ha preguntado dónde hay que dirigirse si Adelson adjudica Eurovegas a Barcelona: "A mi me interesaría", ha dicho antes de salir de la sala.