Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición obliga a Trias a invertir más en Barcelona Activa

Trabajadores de la empresa municipal llevan su protesta a la comisión de economía del consistorio

En silencio, pero haciendo notar su presencia con carteles en contra del recorte y de los despidos, un grupo de trabajadores de Barcelona Activa ha sido testigo de como la concejal de Economía, Sònia Recasens, defendía la reestructuración de la empresa municipal —que puede suponer el paro para 111 trabajadores—, al tiempo que la unión de los votos de la oposición —UxB, PSC, e ICV-EUiA— le imponía todo lo contrario: dotar de una partida extraordinaria a la empresa para seguir con las políticas de ocupación. El gobierno municipal no ha contado con el apoyo del PP —que se ha abstenido-  por lo que se ha quedado solo defendiendo el recorte del presupuesto de la empresa municipal de un 40% y la reducción de la plantilla del 35%. Y perdió.

La oposición fue muy crítica con la decisión del gobierno de CiU de acabar con los programas de ocupación con un desempleo de más de 100.000 personas en la ciudad. Recasens ha replicado que su gobierno cree más en la capacidad de las empresas de generar trabajo que en Barcelona Activa. La edil se ha referido al alto coste de algunos de los programas de ocupación de la empresa municipal en relación con los resultados. Mientras la edil ha insistido en que los trabajadores con contrato fijo discontinuo - son 56- no perderán el puesto de trabajo, algunos de ellos han explicado, al término de la comisión, que el Ayuntamiento ya les ha comunicado el despido para finales de este mes. Además de estos, otros 55 trabajadores que tenían contrato de obra -vinculados a programas de ocupación que ya no se hacen- también han perdido su trabajo.