Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP denuncia a la Diputación de Lugo por el anuncio contra el rescate

El BNG mantiene que el anuncio se pagó con la asignación que tiene su grupo en la Diputación

Factura del anuncio contra el rescate Ampliar foto
Factura del anuncio contra el rescate

El presidente del PP de Lugo y portavoz en el Senado, José Manuel Barreiro, ha anunciado que su partido ha presentado una denuncia ante la Fiscalía contra la Diputación Provincial "por financiar con fondos públicos la campaña de un partido político", en referencia a la página de publicidad contra el rescate bancario que fue publicada en periódicos con el logotipo de la Vicepresidencia de este órgano, que gestiona el BNG. Barreiro, que ha comparecido acompañado de parte del grupo provincial, interpreta que la publicación este martes en tres diarios de una página de publicidad contra el rescate de la banca puede constituir un delito de malversación tipificado en el artículo 433 del Código Penal y que consiste en "dedicar a usos ajenos a la función pública los caudales pertenecientes a la citada función. El Videpresidente de la Diputación de Lugo, Antonio Veiga, ha asegurado que la página de publicidad contra el rescate bancario que fue publicada en periódicos con el logotipo de la Vicepresidencia de este órgano fue pagada con la asignación del grupo provincial del BNG. De esta forma, ha emplazado a los 'populares' a que pidan las facturas sobre el pago de esa publicidad en tres diarios gallegos. Veiga ha asegurado que "Vicepresidencia no pagó ese anuncio, sino que fueron pagados con la asignación que el grupo provincial del BNG en la Diputación tiene, como tienen todos los grupos".

"Rescatan a banca, rouban ao povo". Este es el anuncio que se podía leer ayer  en el periódico El Progreso, pagado por la Vicepresidencia de la Diputación de Lugo, en el que se critica duramente el recate financiero de 100.000 millones otorgado por la UE a España. En la página se explica que la Comisión Europea "acaba de imponer al Gobierno del Estado un rescate para el conjunto del sector financiero" de 100.000 millones de euros. "El recate financiero, que convierte a la ciudadanía en avalista de la banca, representa un autentico robo para las mayorías sociales que van a ver como pierden su poder adquisitivo", continúa el texto financiado por la Vicepresidencia primera de la Diputación de Lugo en manos del BNG y dirigida por Antonio Veiga Outeiro.

Por su parte,  el presidente de la Xunta ha acusado esta mañana, en un bronco debate, a los diputados nacionalistas de usa el dinero de los impuestos para pagar anuncios en la prensa. "Este cartel está financiado con los ahorros de los gallegos. Hacen partidismo, con el membrete de la Diputación de Lugo, con el dinero de todos los gallegos, los impuestos de la gente que está en el paro y de los que acuden a comedores sociales", ha espetado Feijóo. "Y ustedes roban a la gente", replicaron desde las bancadas nacionalistas. "¡Amnistía para Conde Roa! ¡Amnistía para Telmo Martín!", ha proclamado el diputado del BNG Bieito Lobeira, mientras la jefa del Legislativo, Pilar Rojo, intentaba tranquilizar el debate, llegando a llamar al orden al parlamentario del BNG Carlos Aymerich. Por su parte, Núñez Feijóo ha continuado con su intervención y tras criticar el anuncio de la Vicepresidencia de la Diputación de Lugo, ha remarcado que, con acciones de este tipo, los nacionalistas evidencian ante los gallegos "en qué gastan el dinero público".

Pese a que la campaña la suscribe la vicepresidencia, que gestiona el BNG, el portavoz del PP ha depositado la responsabilidad sobre el presidente, el socialista José Ramón Gómez Besteiro. "Como quien anuncia es la Diputación, la Diputación sólo tiene un responsable, que es el presidente. Besteiro tiene que responder por eso. Aquí hay una presunta ilegalidad cometida por el presidente de la Diputación", ha argumentado. Sobre este asunto, ha advertido que ya hay jurisprudencia, en referencia a una sentencia del Tribunal Supremo de 2004 en la cual se condenaba al entonces presidente de Cantabria, Juan Hormaechea, a pena de cárcel e inhabilitación. "Era un caso idéntico", ha considerado Barreiro.