Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Cercanías de Móstoles a Navalcarnero, interrumpido por 50 millones

La Comunidad se niega a pagar porque asegura que la empresa detuvo las obras

Obras de la estación de ferrocarril de Navalcarnero.
Obras de la estación de ferrocarril de Navalcarnero.

El tren de Cercanías Móstoles-Navalcarnero se convirtió en 2007, junto con el aeropuerto de El Álamo, en uno de los principales reclamos electorales de la candidatura del PP de Esperanza Aguirre. Cinco años después ninguna de estas dos infraestructuras se ha materializado. En el caso del Cercanías, que fue adjudicado en octubre de 2007 a la empresa OHL, las obras están paralizadas desde junio de 2010, tal y como asegura la correspondencia que mantiene la empresa con la Comunidad. El motivo de esta paralización es que la firma adjudicataria de la concesión reclama al Ayuntamiento de Móstoles y al Gobierno regional 50 millones de euros en concepto de subvención.

“El pasado 15 de marzo terminó el plazo máximo fijado para que el Cercanías Móstoles-Navalcarnero tuviera a su disposición, formando parte de sus propios recursos, la cantidad de 50 millones de euros, a los que tiene derecho de conformidad con el contrato”, indica la carta del director general de la empresa, Fernando Muñoz Mansilla. Ese es el motivo por el que la empresa solicitó por escrito “el cumplimiento inmediato” del mencionado contrato, asegurando además que esta situación generaba “perjuicios” para Cercanías Móstoles-Navalcarnero. Estos problemas, según la firma, habían alterado “el cumplimiento normal del contrato de concesión que tiene suscrito con ustedes”. Desde entonces, a finales de 2010, las obras fueron ralentizándose, hasta quedar totalmente paralizadas en enero de 2012.

Pero la Comunidad dijo no. “De acuerdo con el convenio de colaboración entre la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Móstoles, no procede el pago de dichas cantidades”, contestó en una carta el Gobierno regional a la empresa, que justifica esta decisión porque la concesionaria ya “venía incumpliendo las obligaciones previstas en el contrato hasta el punto de que la ralentización de la ejecución de las obras observada inicialmente ha devenido en una completa paralización de las mismas”. Para la Comunidad, antes de que finalizara el plazo para efectuar el abono de los 50 millones de euros reclamados, la empresa ya había suspendido la ejecución de las obras.

Pero la página web del Gobierno regional especifica que la ejecución se encuentra temporalmente suspendida “por problemas de financiación de la propia concesionaria”. En este sentido, indica también que la sociedad “está estudiando” una serie de ajustes en el proyecto que permitan continuar con la obra: “Siempre basados en razones de interés general”.

Hasta el momento, OHL solo ha invertido 130 millones de los 362 previstos para construir los 14,8 kilómetros de longitud del Cercanías Móstoles-Navalcarnero. Mientras la Comunidad asegura “estar tratando de solucionar el problema”, el alcalde de Móstoles, Daniel Ortiz, ha mantenido una reunión con el secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, con la intención de hallar “vías alternativas consensuadas entre la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Fomento y con las empresas públicas competentes en este ámbito, con el objetivo de desbloquear esta iniciativa”.

En una nota de prensa, el Consistorio mostoleño culpa al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, pese a que no participa en la obra: “A pesar de que fue una apuesta valiente del Gobierno regional ante el olvido de los anteriores ministros de Fomento, la crisis económica golpeó de lleno a esta iniciativa y a la empresa adjudicataria, lo que ha derivado en una paralización de las obras”.

El portavoz socialista en Móstoles, David Lucas, tiene una visión bien distinta: “La realidad es que Móstoles esta abierto en canal, con grandes zonas de obras que ocasionan molestias constantes a los vecinos, que no se sabe cuándo comenzaran de nuevo o si llegarán a ejecutarse. Además, evidencia la incapacidad de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de Móstoles para dar solución al problema que ellos mismos han creado por pensar que desde lo privado se gestionaba mejor”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información