los recortes en andalucía

El Gobierno apenas recorta una docena de altos cargos en los servicios centrales

El esfuerzo de contención recae en las delegaciones provinciales

La reducción en el número de altos cargos del nuevo Gobierno andaluz de coalición apenas va a afectar, por ahora, a una docena de altos cargos de los servicios centrales de la Junta de Andalucía, según se deduce de los decretos de las estructuras orgánicas de nueve consejerías aprobados ayer por el Consejo de Gobierno. El Ejecutivo anterior acabó con 171 puestos directivos y el de ahora contará con 159, a la espera de que se aprueben los nuevos organigramas de las consejerías de Educación y de Hacienda y Administración Pública. Apenas si representa un 7% del total.

La consejera de la Presidencia, Susana Díaz, se esforzó ayer en hacer malabarismos con los números haciendo comparaciones de reducción de altos cargos con el inicio de la anterior legislatura, la más movida en cuanto a nombramientos —la debacle del PSOE en las elecciones municipales obligó a contar con la experiencia de los que habían dejado de ser alcaldes— y cambios porque se produjeron varias crisis de Gobierno, incluyendo la elección de un nuevo presidente de la Junta.

Cuando José Antonio Griñán accedió a la jefatura del Gobierno andaluz, en la primavera de 2009, la primera orden que dio a sus 13 consejeros —dos menos de los que había— reunidos en el Monasterio de Santa María de las Cuevas de Sevilla fue que redujeran los equipos directivos y que contaran con los mejores sin mirar si tenían carné o no del PSOE. Desde esa fecha hasta ayer, la reducción de altos cargos, tanto en los servicios centrales como en la Administración periférica, es de un 30%, según los datos aportados por Díaz. Pero es en las provincias donde más se va a notar esta rebaja de altos cargos. Griñán quiso pero no pudo hacerlo en la pasada legislatura. Esta vez sí y su decisión es dejar los 97 delegados provinciales de la etapa anterior en 49.

Habrá un delegado del Gobierno andaluz con más funciones que las de coordinación y otros cinco delegados con competencias en Economía y Empleo; Educación; Sanidad y Políticas Sociales; Infraestructura, Turismo y Vivienda (que serán propuestos por IU); y Agricultura, Pesca y Medio Ambiente.

La vicepresidencia de la Junta de Andalucía que ocupa el máximo responsable de Izquierda Unida, Diego Valderas, también tendrá cobertura provincial pero con un nivel administrativo menor.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS