Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Voces de la otra orilla

Josefina Bueno, profesora de Alicante, analiza textos de mujeres sobre la ‘primavera árabe’

Las autoras francófonas son cuatro feministas de "corte universal"

Este libro plantea más preguntas que respuestas. La primavera árabe ha abierto la puerta a la esperanza de la democracia, pero todavía planean grandes incógnitas porque los procesos constituyentes se fundamentan en interpretaciones de la sharia. ¿Qué supone esta inclusión de lo religioso en la esfera política? ¿Cómo afecta y afectará a las mujeres?

La profesora Josefina Bueno, experta en género y literatura árabe en la Universidad de Alicante, ha seleccionado los textos de cuatro mujeres procedentes de países árabes: la iraní afincada en París Chahla Chafi; la escritora, lingüista e investigadora argelina Latifa Ben Mansour, la abogada también argelina Wassyla Tamzali y la profesora tunecina Latifa Lakhdhar. Y recuerda que las nuevas constituciones deberán estipular a qué edad las mujeres se podrán casar, y advierte de que “si con esta revolución pretenden mejorar la gobernanza deberán contar con las mujeres”. Bueno recuerda que en Irán, por ejemplo, las mujeres no pueden ser jueces, y asegura que el “Estado laico” es el “único que garantiza los derechos de las mujeres”.

Las intelectuales que colaboran en este libro se declaran “feministas de corte universal” y reclaman “una voz diferente y, en algunos casos, disidente, en el panorama político y social tan convulso” de sus países de origen. La novedad del libro es que estos textos no estaban traducidos ni al inglés, ni al castellano.

Josefina Bueno: "Para mejorar los sistemas democráticos  deberán contar con las mujeres"

Bueno destaca que este trabajo, que se presentará estará esta tarde en la Sede de la Universidad de Alicante en un acto en el que también intervendrá la escritora iraní Chahla Chafi, “da a conocer en español la existencia de textos que hablan de la emergencia de un Islam político”. Además, los cuatro capítulos seleccionados, de otros tantos ensayos, analizan cómo la intromisión de la religión en la esfera pública “instrumentaliza a las mujeres y las convierte en signos visibles de su ideología”. Josefina Bueno considera imprescindible “entablar un diálogo entre una y otra orilla” con el único fin “de la conquista de las libertades y su conservación”.

Además, destaca “la fragilidad de la representación pública de las mujeres” y reivindica su papel en las redes sociales que desempeñaron un importante papel en las revueltas de los países árabes. Bueno les pide que sean coprotagonistas de las revueltas y de los cambios sociales porque “además de protagonistas serán las principales afectadas”. La periodista francesa Caroline Fourest resume la esencia de su estudio: “La laicidad no debe confundirse con lo antirreligioso, la igualdad con la uniformidad, la integración con la asimilación, ni la nación con la tradición. La razón y no la pasión será nuestra mejor consejera”.