Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición de Orihuela tumba el plan para el rescate de la gestión de residuos

La pinza del concejal díscolo Bob Houliston y el Grupo Popular del Ayuntamiento vuelve a funcionar

La pinza del concejal díscolo Bob Houliston y el Grupo Popular del Ayuntamiento de Orihuela volvió a funcionar y tumbó el jueves la propuesta del minoritario gobierno local del tripartito para asumir la gestión de la contrata de la basura, tras el rescate acordado por el Ejecutivo.

El Gobierno del tripartito (PSPV, Centro Liberal Renovador y Los Verdes) presentó una moción que recogía entregar la gestión de la contrata a la empresa municipal Uryula Histórica. El edil Houliston y los 12 ediles del PP votaron en contra y solicitaron nuevos informes de los técnicos que avalen la iniciativa del Gobierno.

La contrata de la basura de Orihuela estaba desde 2008, con el PP en el Gobierno local, en manos de la UTE integrada por las firmas Sufi, Liasur y Gobancast. Estas dos últimas son, según la investigación del caso Brugal, una tapadera de esta supuesta trama corrupta del empresario Ángel Fenoll.

Si hubiera prosperado la iniciativa del tripartito de adjudicar el servicio, ya en manos del Consistorio, a una empresa municipal, obligaría a un hipotético nuevo Ejecutivo local a convocar un nuevo concurso en el supuesto de que quisiera devolver a la iniciativa privada la contrata.

El éxito del PP en este punto contrastó con su fracaso en otra iniciativa para acentuar la presión al tripartito. La portavoz del Grupo Popular y exalcaldesa Mónica Lorente, planteó una moción para modificar la representación de los grupos en las actuales comisiones municipales. No obstante, el alcalde, Monserrate Guillén, de Los Verdes, pidió la retirada de la propuesta porque faltaban informes de los técnicos municipales sobre la materia. El PP accedió, aunque anunció que volverá a la carga en cuanto se elaboren los informes.

 

Más información