Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El aeropuerto de Castellón será útil, no rentable, según la Diputación

La institución provincial renuncia a deshacerse de su participación residual en Aerocas

Carlos Fabra, Javier Moliner y Francisco Martínez seguirán en el consejo de administración

La Diputación de Castellón ha rechazado deshacerse de la residual participación que tiene en la sociedad pública Aeropuerto de Castellón, SL, (Aerocas) para no perder a los tres miembros que mantiene en el consejo de administración (Carlos Fabra, Javier Moliner y Francisco Martínez) y para tener “voz y voto”. El diputado popular Andrés Martínez admitió además que la instalación no será rentable pero defendió que “tendrá utilidad” para la provincia.

La Corporación rechazó el martes vender su participación del 0,014% en la sociedad, tal y como había propuesto el Bloc. Martínez explicó que la Corporación mantiene en la actualidad 3.046 participaciones por un valor de 1.218 euros. El resto del capital social, que es de 8,6 millones, corresponde a la participación de la Generalitat por medio de la Sociedad de Proyectos Temáticos que tiene el 99,99%.

En los últimos meses, la Diputación se ha escudado es este exiguo porcentaje (aunque no se hablaba del 0,014, sino del 1,85%) para evitar pedir explicaciones en el pleno sobre el aeropuerto de Castellón y para negarse a celebrar un pleno monográfico sobre la infraestructura. El diputado del Bloc, Enric Nomdedéu, planteó entonces deshacerse de las participaciones y presentó una moción que se debatió en sesión plenaria. Nomdedéu instó a la venta del 0,014% después de que la Generalitat haya reiterado la disposición a privatizar la sociedad.

“Irresponsabilidad”

Pero el PP la rechazó para no perder presencia en el consejo de Aerocas. “Al margen del valor de las participaciones, perder tres representantes sería una irresponsabilidad”, dijo Andrés Martínez.

La Diputación se resiste así a perder una participación que se ha reducido paulatinamente desde la constitución de Aerocas en 2003, cuando la institución que presidía Carlos Fabra aportó 60.000 euros para tener el 50% de Aerocas.

En cuanto a la viabilidad del aeropuerto, el diputado popular manifestó que solo dos instalaciones en España son rentables y que la de Castellón no será una más. “El aeropuerto probablemente no sea de los más rentables, pero tendrá utilidad para el turismo y eso significará dinero para la provincia”, dijo. Así, ante las críticas de la oposición sobre la consideración de “innecesaria y redundante”, Martínez aseguró que “el aeropuerto tiene potencial y así lo dicen los empresarios”.