El Caja Laboral regresa a su territorio ante el Real Madrid

Dusko Ivanovic, en su partido ante el Real Madrid, correspondiente al primer partido de las semifinales.
Dusko Ivanovic, en su partido ante el Real Madrid, correspondiente al primer partido de las semifinales.Kiko Huesca (EFE)

La serie de semifinales entre Caja Laboral y Real Madrid cambia de escenario para disputar hoy el primer partido en el Buesa Arena de Vitoria después del triunfo logrado por cada equipo en Madrid. Los vitorianos esperan contar con el apoyo de su fiel hinchada en el pabellón baskonista recientemente ampliado para lograr el segundo triunfo de la serie, cobrar ventaja de nuevo en la eliminatoria y afrontar el partido del jueves.

Los de Dusko Ivanovic van a tener complicado poder contar con Andrés Nocioni por la rotura de fibras que padece en el bíceps femoral de su pierna izquierda y que solo le ha permitido jugar tres minutos en el duelo inicial. El Baskonia ya sabe que la clave para sumar el segundo triunfo pasa por repetir el guión del primer partido, en el que los vitorianos fueron capaces de colapsar el veloz juego de ataque del Real Madrid y obligarle a jugar en estático.

Con ese objetivo, el papel de Pablo Prigioni será de nuevo determinante para imponer un ritmo pausado, frente al juego revolucionado que propugnan la pareja de bases madridistas. Los vitorianos ya saben que cuandol el Real Madrid puede correr, como lo hizo durante la segunda parte del partido del sábado, sus opciones disminuyen y les resulta más complicado sacar adelante el encuentro. El jugador del Caja Laboral Maciej Lampe, definitivo en Madrid, ha calificado el partido de hoy como el “más importante” de la presente temporada para su equipo. Sin embargo, Lampe no ha querido ir más lejos del partido y su pensamiento pasa solo por lograr el segundo triunfo de la serie, antes de encarar la cuarta entrega el jueves también en el Buesa Arena. Paso a paso caminan asustados los dos equipos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS