Un hombre encarcelado 30 veces amenaza con quemar a su sobrina

El ayuntamiento de Bilbao convoca una concentración de protesta por el apuñalamiento de una mujer

La realidad supera a veces, con creces, las barreras de lo comprensible. Un hombre de 31 años que ha ingresado 30 veces en prisión y ha sido detenido por 32 delitos, fue arrestado ayer por la mañana en Ordizia después de rociar con gasolina a su sobrina y amenazar con prenderle fuego con un soplete.

Agentes de la Ertzaintza acudieron al domicilio en el que se produjo el suceso a media mañana de ayer, cuando un familiar alertó de que el hombre se había atrincherado en la vivienda profiriendo graves amenazas durante una discusión. Al llegar al lugar, los agentes tuvieron que derribar la puerta de la casa. Durante el transcurso de los acontecimientos, el detenido hirió con un cuchillo a un testigo que se interpuso entre él y su sobrina, y agredió a su hermana.

Los tres heridos fueron atendidos en un centro sanitario de la zona. A última hora de la tarde de ayer el agresor permanecía todavía en dependencias policiales a la espera de sr puesto a disposición judicial.

Por otro lado, ayer se dieron a conocer las detenciones de tres hombres por nuevos casos de violencia contra la mujer,, uno en Durango, de 27 años, y otros dos en Getxo entre ayer y el pasado domingo. Además, el Ayuntamiento de Bilbao ha convocado para este mediodía una concentración en las escalinatas de la casa consistorial en señal de repulsa por el apuñalaminto de una mujer por uno de sus vecino el pasado viernes.

Tres detenidos por agresiones a mujeres en Durango y Getxo

El Foro para la Igualdad de mujeres y hombres que cada año organiza Emakunde para reflexionar en torno a esta cuestión expuso ayer los retos en lo que a la salud laboral de las mujeres se refiere. Las jornadas contaron con la presencia de la endocrinóloga catalana Carme Valls Llobet, que defendió la necesidad de abordar la salud laboral de las mujeres de forma específica. Valls Llobet, que alerta de que, pese a que las mujeres viven más que los hombres, tienen una peor calidad de vida, recordó que ellas trabajan en profesiones que en general están peor pagadas y cuentan con mayores índices de precariedad, al tiempo que soportan una doble carga desde su incorporación al mercado laboral: la profesional y la familiar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Esta experta catalana incidió en que faltan estudios específicos sobre los riesgos laborales en las mujeres e incluso de cómo están expuestas ellas a estos peligros en periodos de embarazo y lactancia. Valls Llobet indicó que la incorporación de la mujer al mercado laboral y factores como el estrés han contribuido a que dolencias como los infartos de miocardio, tradicionalmente masculinas, se den tanto en ellas como en ellos. La ponente, profesora de la Universidad de Barcelona y autora de varios libros, subrayó que las dolencias de las mujeres han sido infravaloradas durante años dando a estas un enfoque y un tratamiento psiquiátrico.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS