Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eterno Gelabert

El bailarín le marca una piruette íntima a la crisis y presenta un brillante espectáculo

Ágil, preciso, contemporáneo e intemporal es el baile de Cesc Gelabert en el programa de solos V.O.+, que estrenó el jueves por la noche en el Teatre Lliure de Barcelona. El bailarín y coreógrafo catalán le marca una piruette íntima a la crisis y presenta un brillante espectáculo en el que la elegante austeridad del vestuario, diseñado por Lydia Azzopardi, y las sugestivas luces, creadas por el propio bailarín con Conxa Pons, se combinan con la riqueza del vocabulario gestual ideado por Gelabert y la vibrante música original de Borja Ramos. A lo largo de 60 minutos, Cesc baila una serie de solos del pasado y tres que son estrenos. Antes de cada uno de ellos, explica lo que pretende con su baile: para él, bailar es habitar el cuerpo con la mente y el corazón, una idea que le ha llevado a ser un bailarín original y único.

La función comienza con V. O.+ 1, para la que Gelabert encargó a Lydia Azzopardi un vestuario con el que pudiera convertirse en un objeto, y así es. La diseñadora ha creado una especie de saco blanco acolchado dentro del cual el bailarín adopta diferentes formas: en ocasiones parece una escultura de Miró y otras E. T. De él surge para presentar una pieza del pasado, Preludis, con música de Frederic Mompou, en la que el bailarín trabaja la conciencia de la presencia escénica. Una trepidante coreografía de 1982 es Al Capone, con música discotequera de Prince Buster All Stars, un solo en el que parece que el bailarín improvise —aunque ha sido creado minuciosamente—, pero en el que baila a sus anchas, tocado con un fez y destilando una gran seducción.

Majestuoso solo es el estreno de V. O.+2, una obra marcada por la armonía de movimiento y la intimista interpretación, en la que el autor reflexiona sobre cómo una imagen o una percepción sacuden al espectador. En esta obra su gesto se vuelve más felino. Emotiva resultó Enyor (2001), una sardana con música de Lamote de Grignon que Gelabert interpreta con una gran distinción y que caló en la sensibilidad del espectador.

CESC GELABERT V.O.+

Coreografía e interpretación de Cesc Gelabet. Música original de Borja Ramos. Vestuario de Lydia Azzopardi. Interpretación musical de Ensemble Kuria. Iluminación de Cesc Gelabert y Conxa Pons. Teatre Lliure de Montjuic. Barcelona. 24 de mayo

Carmen del Val

Éxitos cantados fueron My funny Valentine y Lágrimas negras, ambos solos insertados en las coreografías corales Caravan y Viene regando flores desde La Habana a Morón, respectivamente. El tercer estreno, V. O.+3, es un sentido e intenso homenaje al bailarían y coreógrafo alemán Gerhard Bohner, del que Gelabert es un gran admirador; es una pieza matemática de corte abstracto, con un vocabulario coreográfico marcado por el amplio gesto. La obra puede verse en el Teatre Lliure de Montjuïc hasta el 3 de junio.