Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa no cierra Talarn, pero reduce su actividad al mínimo

Se elimina el segundo grado y solo se garantiza la presencia de alumnos de septiembre a diciembre

El Ministerio de Defensa comunicó ayer que la Academia General Básica de Suboficiales de Talarn (Pallars Jussà) no cerrará definitivamente sus puertas a partir del próximo 5 de julio, una vez acabado el curso de la 37 promoción, pero reducirá su actividad a la mínima expresión.

La subdelegada del Gobierno español en Lleida, Inma Manso, explicó que la academia mantendrá su actividad docente y los suboficiales del Ejército de Tierra en las convocatorias de este año continuarán realizando en este centro el periodo inicial, es decir, la formación general básica. Por tanto, se elimina el segundo grado y solo se garantiza la presencia de alumnos en Talarn desde septiembre hasta diciembre. De lo que ocurrirá a partir de entonces nada se sabe de momento.

Una vez finalicen la formación básica, los alumnos se trasladarán a otras academias para cursar las distintas especialidades y continuar con los planes de estudios de la enseñanza militar de formación y los correspondientes a la titulación de técnico superior de formación profesional.

Desde que a finales de marzo se anunció que Defensa estudiaba cerrar algunas instalaciones militares, entre ellas la de Talarn, no han cesado las especulaciones y la preocupación del territorio por una medida que provocaría un gran impacto social y económico dado que la academia de suboficiales ha sido desde su creación, en 1974, la principal empresa de la comarca, con 800 empleos entre personal militar y civil.

El actual curso de suboficiales finaliza este año el 5 de julio y cuatro días después, el 9, está previsto que el Príncipe de Asturias presida la última entrega de despachos a los últimos sargentos formados en la academia de Talarn.