El polvo africano duplica la contaminación por partículas

Este episodio meteorológico ha dejado concentraciones de partículas muy elevadas esta tarde Ayuntamiento y Comunidad recomiendan usar el transporte público para reducir la polución

Nube de polvo africano sobre Madrid en una foto realizada desde Las Rozas.
Nube de polvo africano sobre Madrid en una foto realizada desde Las Rozas. Carlos Rosillo

La nube de polvo africano que afecta al centro de la Península Ibérica desde ayer por la tarde se ha notado hoy especialmente en el cielo de la capital. No solo a simple vista, sino también en los registros del sistema de medición de la calidad del aire del Ayuntamiento de Madrid. A lo largo de las horas, los niveles de contaminación por partículas en suspensión (PM10) han duplicado las registradas ayer. Por ejemplo, a las cinco de la tarde la media de las 24 estaciones de la red de medición estaba en 40 microgramos por metro cúbico. Ayer a esa misma hora se registraban 19.

La situación ha empeorado a medida que avanzaba la tarde. La web municipal de calidad del aire mostraba cómo a las 21 horas la media de la red registraba 89 microgramos por metro cúbico, con picos de contaminación muy llamativos en Sanchinarro (139) y en Castellana (123). Para hacerse una idea de lo que significan estos números, la media anual de PM10 en Madrid capital el año pasado fue de 23 microgramos por metro cúbico. La legislación establece desde 2005 que la media anual no debe exceder los 40. La Organización Mundial de la Salud (OMS) es bastante más estricta, ya que recomienda no superar los 20 μg/m3 de valor medio anual para una adecuada protección de la salud humana.

La legislación europea prevé otro límite además de la media anual: la media diaria. Ese límite está fijado en 50 μg/m3, que no deben superarse más de 35 días al año. En el año 2011 Madrid capital vulneró ese límite, ya que la estación de Escuelas Aguirre registró 38 superaciones del valor límite diario. Esta tarde noche, por tanto, se ha registrado un pico que casi triplica el máximo diario permitido por la legislación.

La nube de polvo africano remitirá a partir de mañana debido a un previsible cambio de orientación del viento, ha informado a Efe el el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, Alejandro Lomas. La Comunidad de Madrid mantiene en su página web la alerta para mañana. En ella recomienda a la población la utilización del transporte público para no contribuir a la contaminación. El Ayuntamiento de Madrid ha informado esta mañana a las once en su página web del episodio meteorológico, y también recomienda el uso del transporte público "con objeto de reducir los niveles de partículas en el aire ambiente". El Consistorio madrileño prevé que la mañana la situación vuelva a la normalidad.

A la recomendación sobre el uso del transporte público, la Comunidad de Madrid ha añadido estos días la de no realizar ejercicio físico al aire libre en caso de padecer problemas respiratorios. La masa de aire africano está compuesta básicamente de cuarzo y arcilla, por lo que los niveles de contaminación atmosférica debida a partículas de suspensión (PM10) crecen por encima de lo habitual. En condiciones meteorológicas normales son los gases procedentes de los vehículos a motor los que provocan la contaminación por PM10, además de algunas industrias y actividades agrícolas y ganaderas. Las pequeñas partículas en suspensión son perjudiciales para la salud por la facilidad con la que penetran en las vías respiratorias.

Sobre la firma

Es corresponsal de EL PAÍS en Alemania. Antes se ocupó de la información judicial y económica y formó parte del equipo de Investigación. Como especialista en sanidad, siguió la crisis del coronavirus y coescribió el libro Estado de Alarma (Península, 2020). Es licenciada en Traducción y en Periodismo por la UPF y máster de Periodismo UAM/El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción