La Generalitat ultima los ERE para despedir este año a 1.400 empleados

TV-3, la Agencia Catalana del Agua, el Incasòl y GISA, las primeras candidatas

El segundo punto del tercer recorte anunciado ayer por el Gobierno catalán hizo pegar un brinco de la silla a los representantes sindicales de las empresas públicas. Los comités de empresa ponen la tele los martes que el presidente Artur Mas anuncia recortes. El susto de ayer llegó cuando dijo que la reducción de transferencias de fondos estatales a empresas de la Generalitat dará lugar a despidos. El Gobierno tiene pendiente presentar expedientes de regulación de empleo (ERE) para un total de 1.400 empleados de empresas públicas. Fuentes del Ejecutivo lo confirmaron y aseguraron que los ERE se están preparando y se presentarán este año.

Desde el pasado julio, la Generalitat ha presentado un ERE de 45 personas en GISA, la empresa de obras públicas —que pese al parón en su actividad, en abril no pudo afrontar las facturas a los proveedores—, y otro en la Agencia Catalana de Cooperación (46 personas). Pero ahora entre las candidatas, están las grandes empresas públicas, encabezadas por la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (TV-3 y Catalunya Ràdio), con 2.600 empleados. Entre las mayores figuran también la citada GISA (230 personas); la Agencia Catalana del Agua (640 empleados y una deuda que le obliga a pagar 150.000 euros diarios en intereses) y el Instituto Catalán del Suelo (Incasòl, 482 personas y otra enorme deuda).

En el caso de TV-3, mientras fuentes del Gobierno aseguran que el ERE se presentará como el resto antes del 31 de diciembre, el comité de empresa subrayó ayer que tiene el compromiso del nuevo director, Eugeni Sallent, de que la plantilla no se tocará en lo que queda de año. Ayer mismo el flamante director lo dijo durante su primera reunión con el comité. Las mismas fuentes recordaron que hace un año los 2.133 empleados de la televisión y los 427 de la radio aprobaron una rebaja salarial del 5% a cambio del compromiso, expresado también por la entonces directora, Mònica Terribas, de no tocar la plantilla.

Los presidentes de comités de otras empresas están seguros de que los despidos llegarán en cualquier momento. “Las palabras de Mas son el pistoletazo de salida para la presentación de expedientes”, dijo el presidente del comité del Incasòl, Felipe Olivera (Catac). “Ahora va en serio, aunque la dirección nunca habla de ERE, sino de reestructuración”, dijo. El comité se reúne quincenalmente con la dirección y con la consultora PriceWaterhouseCoopers, que tiene un contrato prorrogado para auditar la organización.

Los sindicatos CC OO, UGT y USOC arremetieron contra cualquier recorte que afecte al personal, a quien ayer Mas confirmó la rebaja salarial del 5%. El Departamento de Gobernación, que dirige Joana Ortega, les ha citado para mañana. Para ahorrar en el capítulo de personal el Gobierno catalán ha aplicado este año un paquete de medidas, algunas esporádicas —como la rebaja de un 15% de jornada y sueldo de los interinos— y otras definitivas, con las que pretende ahorrar 625 millones. Fuentes del Ejecutivo elevaron ayer el ahorro hasta 729 millones, porque en el presupuesto no se contabilizaron medidas como la eliminación del tíquet comedor y la reducción de días de asuntos propios.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS