Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Viladecavalls ordena paralizar las obras del gasoducto de Martorell a Figueres

El Ayuntamiento sostiene que la empresa Enagás ha desviado el trazado aprobado

Caminata de protesta contra las obras de construcción en un tramo del gasoducto.
Caminata de protesta contra las obras de construcción en un tramo del gasoducto.

El gasoducto Martorell-Figueres sigue rodeado de polémica. Tras la decisión del Ministerio de Industria de detener el proyecto en Hostalric, el Ayuntamiento de Viladecavalls (Vallès Occidental) ha decretado la paralización de las obras en el municipio porque “no se ajustan al proyecto inicialmente aprobado”. El Consistorio alega que la empresa promotora (Enagás) se ha desviado del trazado acordado, y ha pedido la intervención del Departamento de Medio Natural de la Generalitat para que verifique que las obras cumplen los requisitos medioambientales.

El alcalde de Viladecavalls, Carles Rodríguez (ICV), ha ordenado la paralización de las obras, que transcurren en parte por espacios naturales protegidos incluidos en la Xarxa 2000, en un plazo de 48 horas desde ayer. Tras informar de la decisión a la empresa, el Consistorio ha solicitado una reunión con responsables de Enagás para “resolver todas las cuestiones planteadas”. Según Rodríguez, esa reunión se producirá la próxima semana. Fuentes de la empresa declararon ayer que están analizando la notificación recibida y buscarán una solución con el Consistorio. Las mismas fuentes reiteraron que la empresa cuenta con todas las autorizaciones necesarias.

“Hemos detectado sobre el terreno que el gasoducto tiene un trazado diferente al proyectado”, declaró Rodríguez. Según el alcalde, Enagás envió una notificación para informar del cambio de trazado a principios de este mes. El Consistorio alega, sin embargo, que la modificación en el curso del gasoducto incumple el Plan Especial Urbanístico de esta localidad de poco más de 7.000 habitantes, por lo que habría que modificar el plan. “La suspensión de las obras se mantendrá en vigor hasta que se apruebe la modificación”, anunció ayer el Ayuntamiento en una nota.

El proyecto del gasoducto Martorell-Figueres recibió un batacazo recientemente tras el anuncio del ministerio de que las obras se suspenderían en Hostalric, decisión motivada por la negativa de Francia de acometer su parte. El tramo sur del gasoducto (que sí se acabará) atraviesa el Vallès, donde algunas entidades se han puesto en pie de guerra porque consideran que tiene un coste ecológico demasiado elevado. El tubo que transportará el gas por este tramo, de 88 kilómetros, mide 92 centímetros de diámetro. La obra, que ha pasado todos los trámites, incluida la declaración de impacto ambiental, exige desbrozar la vegetación para una pista de entre 21 y 29 metros de ancho.

El alcalde de Viladecavalls afirma que la modificación del trazado afecta a “unos 2.500 metros cuadrados” de terreno situado cerca del barrio de Can Cordera y del Camí Ral de Vacarisses. El Ayuntamiento ya presentó alegaciones durante el proceso de elaboración del proyecto.

Bajo la polémica subyace una crítica a un proyecto que ecologistas y algunos partidos consideran innecesario. “Si el gasoducto no va a llegar a Francia, carece de sentido”, declara Rodríguez. El gasoducto nació para potenciar las interconexiones del mercado del gas europeo, aunque tanto el ministerio como la Generalitat consideran que el tramo sur sigue siendo necesario para garantizar el suministro en zonas donde no se alcanzan los niveles adecuados. Sabadell y Castellar del Vallès han aprobado sendas mociones por las que exigen a la promotora y al ministerio que den explicaciones sobre la necesidad del proyecto. Varias entidades se reunirán con la Generalitat para revisar la ejecución y el seguimiento de la obra, informa Efe.

La obra en datos

  • El proyecto del gasoducto Martorell-Figueres prevé una canalización de 167 kilómetros
  • El tramo sur (hasta Hostalric) tiene 88 kilómetros y costará 87 millones de euros
  • El tubo que transporta el gas mide 92 centímetros de diámetro y se coloca a un metro de profundidad
  • La pista que hay que desbrozar para la obra oscila entre 20 y 21 metros de ancho
  • Francia anunció que no construiría su parte desde Barbairan a la frontera