Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente asienta su núcleo duro en la Junta

El presidente ficha a Luis Planas como consejero de Agricultura y Medio Ambiente

Mar Moreno deja Presidencia y vuelve a Educación

El Gobierno de coalición tendrá 11 carteras

Empleo y Bienestar Social desaparecen, mientras Justicia y Cultura continúan

José Antonio Griñán y Diego Valderas, en el Palacio de San Telmo.
José Antonio Griñán y Diego Valderas, en el Palacio de San Telmo.

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, va a fichar al exembajador de España en Marruecos Luis Planas como nuevo responsable de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, según fuentes del PSOE. No será la principal novedad socialista del primer Gobierno de coalición de PSOE e Izquierda Unida en Andalucía, que ya de por sí supone todo un cambio. El Gobierno tendrá 11 consejerías, dos menos que ahora, y la consejera de la Presidencia, Mar Moreno, volverá a asumir las competencias del departamento de Educación. Esto significa que Griñán reserva muy posiblemente para la Consejería de la Presidencia, la tercera en el escalafón en el organigrama del Ejecutivo, a una mujer ya que tanto él como el vicepresidente son varones y la presidencia del Parlamento está también ocupada por un hombre. La composición del Ejecutivo es una operación de largo recorrido que tendrá su continuidad en el congreso regional del PSOE andaluz en verano, por lo que no es descartable que Griñán haya pensado en esa clave y hoy sorprenda a muchos con el nombre de la persona que ocupará la consejería que deja Mar Moreno, quien ha sido también la portavoz del Gobierno.

De los 11 departamentos del Ejecutivo, Izquierda Unida tendrá tres: la vicepresidencia que ocupará Diego Valderas; Turismo y Comercio, que recaerá en el malagueño Rafael Rodríguez; y Obras Públicas y Vivienda, que gestionará la cordobesa Elena Cortés.

Las otras ocho consejerías serán ocupadas por los socialistas: Presidencia; la macroconsejería de Economía que asumirá Empleo; Hacienda y Administración Pública; Salud y Bienestar Social; Educación; Justicia; Cultura y Deportes; y Agricultura y Medio Ambiente. Desaparecen Igualdad y Bienestar Social y la Consejería de Empleo.

Diego Valderas, Rafael Rodríguez y Elena Cortés serán los consejeros de Izquierda Unida

Griñán ha decidido mantener con nombre propio la Consejería de Justicia que tendrá todas las competencias de Política Interior que hasta ahora residían en Gobernación. Y también la de Cultura, por la presión del mundo cultural. En Andalucía, este departamento siempre ha tenido un perfil propio muy definido.

El fichaje de Luis Planas encaja como un guante en la Consejería de Agricultura que conoce bien porque ya la dirigió en 1993, cuando le llamó Manuel Chaves, al abrírsele una crisis inesperada por la batalla entre guerristas y renovadores. Al año siguiente ocupó la Consejería de la Presidencia, durante la legislatura de la pinza (1994-1996), en la que PP e IU hicieron pasar un calvario a un Gobierno socialista en minoría.

Como otros dirigentes del núcleo duro del Gobierno de entonces, Planas sufrió en primera persona el acoso político al que ahora su socio de coalición sometió a los socialistas, con Diego Valderas como presidente del Parlamento y con el futuro consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, como portavoz adjunto de IU. Rodríguez comparó entonces al Parlamento andaluz a un laboratorio de I+D.

Planas conoce bien los entresijos de Bruselas, donde se juega el futuro de la agricultura de la comunidad. Fue director del gabinete del exvicepresidente de la Comisión Europea Manuel Marín y posteriormente también lo fue del de Pedro Solbes cuando este fue comisario de Economía. En 2004, Planas fue nombrado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero embajador de España en Marruecos por sugerencia de Manuel Chaves. A partir de 2010 y hasta la llegada del PP al Gobierno fue embajador permanente ante la Unión Europea.

A Planas le une antigua amistad con el presidente de la Junta de Andalucía, ya que ambos son inspectores de Trabajo de profesión. Se hará cargo de la Consejería de Agricultura y de Medio Ambiente. Las competencias de ordenación territorial y urbanismo que estaban en Obras Públicas estarán muy posiblemente también a su cargo.

La incorporación de Planas, cuya asistencia al pasado comité director del PSOE sorprendió a algunos socialistas, no tiene ninguna lectura orgánica ni territorial, aunque la agrupación de Córdoba, donde reside, pueda presumir de ello. Es una decisión de Griñán que refuerza su círculo total confianza, como también lo son el consejero de Economía, Antonio Ávila, y la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo. En este círculo también está la futura consejera de Educación Mar Moreno, quien, según algunas fuentes, había pedido un cambio de aires.

Griñan está llevando de manera más hermética que en otras ocasiones la composición del Gobierno que desvelará hoy una vez tome posesión de su cargo. A este acto está previsto la asistencia, como representante del Gobierno central, del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. También acudirá el líder federal del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Las fuentes consultadas por este periódico daban por segura la continuidad de Moreno, Antonio Ávila (Economía), Carmen Martínez Aguayo (Hacienda) y María Jesús Montero (Salud). En Cultura y Deportes, algunos situaban a Luciano Alonso, al que daban por seguro en el Ejecutivo. La permanencia del gaditano Francisco Menacho era una incógnita, así como la del granadino Francisco Álvarez de la chica.

Micaela Navarro, Josefina Cruz, Juan José Díaz Trillo, Paulino Plata y Clara Aguilera salen del Gobierno, siempre según los medios consultados.

El presidente de la Junta y el coordinador de IU, Diego Valderas, acordaron ayer de manera formal el encaje de la federación de izquierdas en el nuevo Gobierno de coalición. Valderas será el único vicepresidente con competencias que ahora residen en la Consejería de Gobernación, especialmente, todo lo relacionado con los Ayuntamientos. No está claro cómo se llamará, aunque al líder de IU no le agrada el de Política Institucional. IU tendrá a su cargo otras dos consejerías en un Gobierno que tendrá 11 departamentos, dos menos que ahora.

Turismo y Comercio y Obras Públicas y Vivienda son las otras dos áreas que dirigirá IU. Esta última será para Elena Cortés, una política sin apenas experiencia de gestión y muy del aparato del PCA. Como viceconsejero de Obras Públicas, que podría pasar a denominarse Fomento, IU quiere a José García Cebrián, abogado y director de área de Urbanismo en el primer gobierno de coalición del PSOE e Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla. Rafael Rodríguez gestionará Turismo.