Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valderas: “Llegado el caso no aplicaremos la reforma laboral de Rajoy en la Junta”

“Hay que hacer mucha política sin dinero”, dice el portavoz de IU

Diego Valderas en su intervención en el Parlamento. Ampliar foto
Diego Valderas en su intervención en el Parlamento.

El coordinador de Izquierda Unida y futuro vicepresidente del Gobierno andaluz, Diego Valderas, ha asegurado que si la Junta de Andalucía tiene que ajustar plantillas “no aplicará” la reforma laboral aprobada por el Gobierno del Partido Popular. Esta ha sido la principal novedad de su intervención como portavoz de Izquierda Unida en la segunda y última jornada del debate de investidura de José Antonio Griñán como presidente de la Junta.

“Hay que declararnos en rebeldía ante la reforma laboral. No podemos aplicarla llegado el momento a los empleados laborales”, ha dicho Valderas. De esta forma no descarta que vaya a haber despidos en el sector público andaluz en los próximos meses. La idea del coordinador de IU es que si hay que despedir a empleados públicos laborales la norma que se aplique sea la anterior reforma laboral que estipula en 33 días la indemnización por despido y no 20 como ha aprobado el Gobierno de Rajoy.

Valderas ha dicho que no solo se somete a la confianza del Parlamento el candidato socialista, sino también el acuerdo de Gobierno firmado por PSOE e IU para formar un Gobierno de coalición en los próximos cuatro años.

Además de los planes de empleo que pondrá en machar el nuevo Gobierno, Valderas ha marcado como prioridad “la supresión de sueldos superiores al del presidente de la Junta” y “limitar el gasto en asesores”.

Valderas ha dejado claro que cumplirá con la estabilidad presupuestaria que obliga a las comunidades autónomas a contener el déficir en el 1,5% del PIB. Peor lo hará a regañadientes. "Solo acataremos por imperativo legal la política de recortes y de estabilidad presupuestaria. No podemos aceptar la permanente amenaza de intervención del Gobierno de Andalucía ni que se vacíe el Estatuto de Autonomía por la vía de la asfixia presupuestaria", ha afirmado.

"Hay que hacer mucha política sin dinero", ha admitido el portavoz de IU, quien ha apelado a la “imaginación” y al “atrevimiento” en la gestión. Lo que Valderas no ha aclarado en ningún momento qué tipo de ingenio va a emplear el futuro Gobierno de coalición para mantener las políticas de sanidad, educación y dependencia cuando lo primero que tendrá que hacer la Junta será amputar 2.700 millones de euros al actual presupuesto.

Tras la intervención de Valderas ha tomado la palabra el portavoz del grupo socialista, Mario Jiménez, que ha hecho una moción de censura en toda regla al Gobierno del Partido Popular de Mariano Rajoy.

Jiménez ha elogiado la decisión del José Antonio Griñán de separar las elecciones andaluzas de las generales. Estas se celebraron el 20 de noviembre y las andaluzas cuatro meses más tarde. Según el socialista, Griñán “acertó” cuando decidió agotar la legislatura, porque se empezó a ver que la “marea azul del PP se tornó en un tsunami de recortes de derechos”.

El portavoz del PSOE ha acusado al PP de “estafar” a los ciudadanos y también le ha reprochado al PP el paro generado por la reforma laboral y la subida de impuestos. “El PP mantuvo secuestrados los Presupuestos del Estado” hasta la celebración de las elecciones andaluzas. “Jugó con fuego y Javier Arenas se quemó”, ha dicho Mario Jiménez, quien ha reprochado que el Gobierno de la nación haya puesto en marcha un “asedio intolerable” contra Andalucía cuando el Ejecutivo andaluz está en funciones. Aludía a los recursos planteados contra la subasta de medicamentos, la oposición de profesores y la ley Electoral andaluza que considera incompatibles los puestos de alcalde y de diputado andaluz. “Ahora llega el tiempo de la venganza”, ha enfatizado. Ha acusado al PP de "subvertir el sistema. No hay política más allá de un Gobierno desorientado. Solo el déficit, el déficit y el déficit. Rajoy no da la cara".

El socialista ha formulado un batería de preguntas al PP acerca de si van a defender a Andalucía. “No nos gustaría que se quedaran aislados”, ha dicho de manera irónica, provocando la protesta del Partido Popular.

Lo primero que ha dicho Javier Arenas al subir a la tribuna del Parlamento andaluz es que su partido ganó las elecciones autonómicas y que el PSOE las ha perdido por primera vez en su historia. A partir de ahí, ha repetido el discurso de austeridad y reformas que paseó en la campaña electoral, pero cambiando ahora sus puntos prioritarios por “desafíos de la legislatura”. Arenas a instado a Griñán a que “no convierta a Andalucía en un fortín frentista”.