Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pilar Vélez, nueva directora del DHUB

La conservadora jefe del museo Marès sustituye a Marta Montmany, tras su jubilación

Pilar Vélez (Barcelona, 1957) ha sido la cara experta y amable del Museo Marés de Barcelona en los últimos 17 años, tras ser nombrada directora en 1995. Desde ahora dirigirá el Disseny Hub Barcelona, una de las infraestructuras culturales más importantes con las que Barcelona contará a partir de 2013 cuando abra sus puertas en el edificio de plaza de les Glòries que ha diseñado Oriol Bohigas y su equipo. Vélez ha sido nombrada por el Institut de Cultura de Barcelona, ICUB, que dirige el quinto teniente de alcalde Jaume Ciurana. Tras ser informados la semana pasada los trabajadores del museo Marés, este miércoles ha hecho lo mismo con los del Palacio de Pedralbes y de la calle de Montcada, las dos sedes con las que cuenta el museo hasta que se inaugure el centro de Glòries.

Uno de los retos más importantes con los que se encontrará sobre la mesa esta doctora de Historia del Arte vinculada con los museos de la capital catalana casi toda su vida profesional (también fue directora del Museo de Artes Gráficas entre 1986 y 1995, un centro que ha acabado integrado en el DHUB) es poner en marcha el nuevo museo de 25.000 metros cuadrados de los que 7.500 serán para exposiciones y que ha costado unos 90 millones de euros. Tras la entrega de las obras a finales de este año está previsto que abra sus puertas en junio de 2013

La gestión del Dhub será mixta público-privada, en tanto en ella participará el Fomento de las Artes y del Diseño (FAD) y el Barcelona Centro del Diseño (BCD), si bien aún no se ha concretado el formato. El Dhub formará su colección a partir de las del Museo de las Artes Decorativas, el Gabinete de las Artes Gráficas y el Museo Textil y de la Indumentaria y, después de muchas dudas, el museo de Cerámica. Mientras, prosigue con su política de adquisiciones, centrada en lograr cesiones de fotógrafos de moda locales, como la obra de Manuel Outumuro, que ha pasado al museo tras una exposición.

Vélez deja el Marés después de llevar a cabo una profunda remodelación del edificio, que le llevó a estar cerrado durante 18 meses, y un cambio en el discurso museográfico del mismo que ha consistido, fundamentalmente, en el esponjamiento de las colecciones reunidas por el escultor y coleccionista Frederic Marès. La última fase de las reformas se inauguró en marzo de 2011.