Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevo recorte de 2.260 millones de euros y más tasas judiciales

El Consell confirma que recuperará el impuesto de patrimonio en 2013

La Generalitat valenciana ha presentado este viernes su plan económico financiero de reequilibrio, Planifica GVA 2012-2014, que deberá aprobar el Gobierno en el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que se celebrará el 8 o 9 de mayo.

Con las medidas incluidas en este programa, la Generalitat prevé un ahorro de unos 2.260 millones de euros, de los que 1.223 millones serán por ajustes en los gastos y algo más de 1.036 por las iniciativas de incremento de los ingresos.

El plan de reequilibrio, que persigue cumplir con el objetivo de déficit del 1,5% establecido por el Gobierno central, se presentará ante el Ejecutivo antes del 30 de abril. Se trata de uno de los requisitos necesarios para que la Comunidad pueda beneficiarse del plan de pago a proveedores.

El Gobierno central ha asegurado en varias ocasiones que su prioridad es cumplir con la Ley de Estabilidad Presupuestaria, por lo que podría intervenir a las comunidades que no puedan cumplir con los objetivos fijados de déficit público. No obstante, el vicepresidente valenciano José Ciscar, este jueves se mostró convencido de que "nunca va a haber un rescate de la Comunidad" por parte del Ejecutivo central.

El plan de reequilibrio de la Comunidad, que han presentado el vicepresdente y portavoz, Jose Císcar, y el titular de Hacienda y Administración Pública, José Manuel Vela, contempla también un cambio en el modelo sanitario.

Por otro lado, la Generalitat recuperará en 2013 el impuesto de Patrimonio cuya recaudación se destinará, según ha asegurado Vela, "a dinamizar la economía". Además, se incrementará del 7 al 8 por ciento el impuesto de Transmisiones Patrimoniales y se pondrán en marcha tasas judiciales.

El plan de reequilibro de la Generalitat también incluye otras medidas, como el céntimo sanitario, que ya está en vigor; o un ahorro de 30 millones de euros anuales por las tasas medioambientales, que se introducirán mediante una ley que el Consell prevé que entre en las Corts Valencianes en el mes de mayo.

Otras medidas son la venta de inmuebles, cambios en la jornada del personal y la reestructuración del sector público empresarial. Aunque con esta última propuesta se prevé ahorrar 120 millones, el programa de reequilibrio solo contempla 60, ya que la Generalitat destinará el resto a pagar el coste del redimensionamiento.