Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Port Aventura sortea la crisis e ingresa un 19% más

El parque temático mejora su facturación, que alcanza 173 millones, y marca nuevo récord de visitantes

'Caribe Aquatic Park', un parque acuático perteneciente a Port Aventura
'Caribe Aquatic Park', un parque acuático perteneciente a Port Aventura

Las atracciones de Port Aventura continúan sorteando la crisis. El parque temático de Tarragona siguió en 2011 como excepción a la crisis que sufren el resto de los españoles, al mejorar su facturación un 19%, hasta alcanzar 173 millones de euros, y marcar un nuevo récord de visitantes, que se situó en 3,7 millones de personas, medio millón más. En cuanto al resultado neto, el director general del resort, Fernando de Aldecoa, ha explicado que será "muy superior" a los 12 millones de euros registrados el año pasado, si bien se negó a cuantificarlos hasta que los dos accionistas del parque, Caixa Holding e Inverindustrial, aprueben las cuentas definitivas. El Ebitda de la compañía fue de 57 millones de euros, el 42% más, en un año en el que se invirtieron en el parque 30 millones de euros.

"Port Aventura es un proyecto líder y viable, con resultados positivos desde 2005", ha señalado el ejecutivo, quien ha destacado como claves del éxito del parque las novedades introducidas en el recinto "cada dos o tres años"; la internacionalización obtenida a través de la captación de clientes británicos, franceses y rusos, y la diversificación que han permitido los cuatro hoteles y el centro de convenciones integrados en el resort.

La crisis apenas se percibió en el pasado ejercicio, cerrado en marzo, en una pequeña ralentización del crecimiento del consumo medio por visitante del parque, que se situó en unos 46 euros.

Para este año, las previsiones son optimistas. Especialmente por la próxima inauguración de Xambala, una nueva montaña rusa que hará de Port Aventura "un parque de referencia en Europa". La nueva atracción batirá varios récords europeos. Además del de velocidad, con una máxima de 134 kilómetros por hora, en montañas rusas de sus mismas dimensiones, tendrá la máxima altura europea (76 metros) y la mayor caída, de 78 metros.