Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Schmidt ofrece la dirección musical de Les Arts a Plácido Domingo

El tenor revela la oferta al presentar ‘Le Cid’ de Massenet que él mismo dirige

Hao Jiang Tian, Micaëla Oeste, Plácido Domingo, Helga Schmidt y Jorge de León, ayer, en el Palau de les A
Hao Jiang Tian, Micaëla Oeste, Plácido Domingo, Helga Schmidt y Jorge de León, ayer, en el Palau de les A

La crisis y la movilidad en el mercado musical bailan juntas. Plácido Domingo dio buena muestra de ello en la rueda de prensa que ayer ofreció con Helga Schmidt, intendente del Palau de les Arts. La convocatoria estaba relacionada con la versión concierto de Le Cid, de Jules Massenet, que dirige el célebre tenor y estará en cartel tres días, el 24, 25 y 27 de abril. El día 26 dirigirá un concierto sinfónico de la Orquesta. Les acompañaban el tenor Jorge de León (El Cid), el bajo Hao Jiang Tian (Don Diego) y la soprano Micaëla Oeste (la Infanta).

Sin mediar pregunta, Domingo reveló la oferta que le había hecho en un momento indeterminado la intendente para asumir la dirección musical en 2014, año en que acaba el contrato de Omer Meir Wellber, actual batuta titular del coliseo. “Plácido, acabamos de nombrar a un joven director de orquesta como director musical, pero es un chico con talento y no sabemos cuánto tiempo va a estar”, dijo Schmidt, según el relato del tenor. “¿Qué te parecería”, prosiguió ella, “que en 2014 fueras director musical de la compañía?”.El tenor respondió: “Yo quiero trabajar con la orquesta, que es lo que estoy haciendo ahora, con El Cid, con Tosca, con el concierto y estos años voy a venir a trabajar y veremos qué pasa”.

No era una negativa, sino un condicional: “A ver cómo nos entendemos la orquesta y yo y llegado el momento, si necesitaras un director musical y la orquesta estuviera de acuerdo, entonces hablaríamos y tomaríamos la decisión”. Domingo quiso así negar que se le haya ofrecido nunca la dirección artística de Les Arts, que ostenta la intendente Helga Schmidt, dando por hecho que ésta seguirá en 2014. “Ni yo podría aceptar (la dirección artística) porque tengo compromisos en la Ópera de Los Ángeles y mucho trabajo todavía como cantante y director activo”. Domingo ratificó su actitud de “colaboración total” hacia el Palau de les Arts porque “es un teatro que puede continuar de una manera brillante y cuando la crisis económica pase, va a subir todavía más arriba”. El hipotético final feliz: “Estaría encantado si un día mi trabajo con la orquesta ha sido positivo y doña Helga necesitara un director musical, entonces podríamos tomar la decisión”.

Previamente, Helga Schmidt, se había deshecho en halagos hacia Domingo y manifestado su deseo de que siga “colaborando igual de estrechamente o más en el futuro”. Habida cuenta de que las mayores fortalezas de Domingo no están en la dirección orquestal, esta historia ha dado paso a todo tipo de especulaciones. La menor no es, precisamente: ¿aguantará Meir Wellber las insinuaciones sobre su futuro?