La directora de Gedesma despide al hermano de Granados

El PSOE asegura que forma parte de la lucha interna de los populares Esta decisión se produce días después de que este periódico hiciera públicas presuntas irregularidades en la gestión

La directora general de la empresa Gestión y Desarrollo del Medio Ambiente (Gedesma), Nerea Alzola, ha despedido al director administrativo de la firma, Alfonso Granados, hermano del ex secretario general del PP madrileño Francisco Granados. Esta decisión se produce días después de que este periódico hiciera públicas presuntas irregularidades en la gestión de la sociedad relacionadas con la existencia de varias multas de tráfico al vehículo asignado a Alzola. Esta no se identificó como la conductora de su coche (aseguró que lo han conducido también otras personas), lo que originó la correspondiente multa de 1.500 euros a nombre de la empresa. La información explicaba también que se había utilizado la tarjeta de la empresa para pagar gasolina en viajes realizados durante festividades, algo que también rechazó Alzola que, no obstante, reconoció haber utilizado el coche en dos viajes privados.

La decisión de la dirección de Gedesma de despedir al hermano del ex secretario general del PP le fue comunicada a este el pasado viernes 13, después de que Alzola, según trabajadores de la empresa, acusara a este y otros empleados de no mantener las medidas de protección de datos. Según estas mismas fuentes, estos empleados también firmaron una cláusula de confidencialidad. Ayer, Nerea Alzola en una comparecencia en la Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea justificó así los nueve despidos: “Gedesma suelta lastre”. Esta expresión fue recriminada por el socialista Miguel Aguado.

Y la intervención de Alzola el 2 de abril en la Asamblea explica el motivo de los despidos: “Estas causas económicas y productivas se enmarcan en un plan de austeridad y optimización que nada tiene que ver con las circunstancias personales de los despidos, a pesar de que quizá algunos tengan posibles vínculos familiares, o incluso intereses personales, no sé si con medios de comunicación o quizá con algún político o persona de influencia”, dijo.

El PSOE asegura que el despido del hermano de Granados no es más que una pelea interna del PP: “Alzola es una persona puesta por Aguirre, y representa una parte de la batalla interna del PP”, resaltó el socialista Aguado. Tanto Alzola como la diputada del PP Ana Camins sostuvieron en la comisión parlamentaria que las informaciones publicadas por este periódico eran “falsas”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS