Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE e IU ultiman el acuerdo para gobernar cuatro años en la Junta

El pacto programático se hará público antes de la constitución de la Cámara

Valderas (derecha), con parlamentarios de IU.
Valderas (derecha), con parlamentarios de IU.

La señal más clara de la buena marcha de las negociaciones de PSOE e IU para gobernar Andalucía en los próximos cuatro años es que no se ha producido ninguna declaración altisonante y todas las reflexiones han bordado la pulcritud. Para evitar entorpecer el acuerdo, ni siquiera se han hecho públicos los puntos básicos de uno y de otro y tampoco ha habido fotografías del intercambio de papeles, una práctica muy habitual entre los políticos cuando lo que se persigue es marear la perdiz sin llegar nunca a buen puerto.

 El sigilo ha sido la principal característica de las conversaciones, cuyo primer alto en el camino será el jueves, con la constitución del Parlamento. Antes, según ha anunciado la secretaria de Organización del PSOE, Susana Díaz, ambos partidos presentarán el acuerdo programático que permita la estabilidad durante la legislatura. Díaz reiteró que la posición de los socialistas es que haya un Gobierno de “dos fuerzas políticas”, pero la pelota está en el tejado de Izquierda Unida.

“Los ciudadanos tienen derecho a conocer sobre qué ha girado el entendimiento y diálogo de PSOE e IU, y qué es lo que hemos estado hablando”, precisó la socialista, quien dijo que lo que “más horas ha ocupado” es la búsqueda de los puntos en común, “y eso es lo que esperan los andaluces de nosotros”. Entre ellos figuran la creación de empleo, el desarrollo sostenible y el mantenimiento de los servicios públicos, asuntos vitales que están amenazados por la crisis económica y la política de ajustes y recortes emprendida por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Valderas afirma que las negociaciones "van por buen camino"

Susana Díaz aseguró que aún no se ha abordado la cuestión de quién ocupará la presidencia del Parlamento, un cargo que IU reclama para uno de los suyos. No obstante, la dirigente del PSOE quiso dejar claro que su partido no da nada “por hecho”. Fuentes izquierdista indican dos nombres: Ignacio García, diputado por Cádiz y vicepresidente tercero de la Mesa de la Cámara en la pasada legislatura, y Alba Doblas, cabeza de lista por Córdoba y exconcejal de esta ciudad.

El miércoles la ejecutiva de IU se reunirá con los 12 miembros de su futuro grupo parlamentario para elegir formalmente a su candidato y fijar una posición sobre lo que se pretende: un gobierno de coalición o un pacto de legislatura. La postura irá implícita en la pregunta (o preguntas) que se formulará a la militancia y que se someterá a un referéndum vinculante el próximo día 24. El mismo miércoles está prevista otra reunión de los responsables de Organización de IU —a la que podría asistir el coordinador, Diego Valderas— en la que se analizará cómo se planteará la consulta: mesas de votación en las asambleas, horario, plazo, etcétera. Los afiliados que quieran participar deberán acreditar antes del viernes que están registrados en el censo de la organización a fecha 31 de marzo de este año.

Valderas dijo que habrá que esperar al veredicto del escrutinio para tener la garantía de la fórmula elegida, si bien tanto él como la mayoría de los dirigentes de su formación se han ido mostrando estos días partidarios de entrar en el Ejecutivo. El coordinador apostó claramente por asumir tareas de gobierno el pasado jueves ante el Consejo Provincial de Sevilla —la plaza más difícil por la influencia del CUT de Juan Manuel Sánchez Gordillo, que se ha opuesto a cualquier tipo de alianza—, y también en el Consejo Andaluz (máximo órgano entre asambleas) del día después en Córdoba, en el que se delegó en la ejecutiva cómo culminar el pacto.

El líder de IU se mostró satisfecho con la marcha de las negociaciones: “Van por buen camino”. También quitó hierro a la premura de las fechas y las consecuencias que puede acarrear la indefinición en la solvencia económica de Andalucía. “La marca Andalucía se va a ver más beneficiada por los contenidos del acuerdo. La temporalidad no puede ser un argumento de fortaleza, si no el pacto lo tendríamos que haber cerrado el mismo día 25 de marzo”, señaló.

En cuanto al reparto de las consejerías de un hipotético Gobierno conjunto y sus posibles titulares, desde el PSOE e IU se asegura que es un melón por abrir. Todavía, añaden, no está definido ni el número de departamentos —ahora mismo hay 13, pero el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha anunciado que habrá una reducción—, pese a que son muchas las especulaciones al respecto.

Fuentes de IU manifestaron que la resistencia a implicarse en un Gobierno están prácticamente diluidas, con la salvedad del sector del CUT. No obstante, empieza a extenderse el vértigo a medida que se concretan las cifras del recorte que impone el Gobierno de Rajoy y que se traducen en una merma inmediata en los Presupuestos de Andalucía, que Griñán ya ha avisado que habrá que rehacer.