La Vila Joiosa vuelve a ser Allon

Un grupo de reconstrucción de las costumbres romanas muestra durante el fin de semana los hábitos militares de hace 2.000 años

Legiones romanas, durante su desfile por La Vila Joiosa.
Legiones romanas, durante su desfile por La Vila Joiosa.

"Estamos pasando el fin de semana en Allon, donde hemos montado un pequeño campamento", comentaba Quintos Trebonio Arcarius, ataviado como un auténtico soldado romano, al público congregado a su alrededor en una céntrica plaza de La Vila Joiosa. En realidad era José Gabriel Puche, uno de los 90 miembros de la Asociación Cultural Hispania Romana, que tiene por objetivo el conocimiento de la presencia romana en España y otros lugares del Mediterráneo. "Somos reconstruccionistas y nos dedicamos a la arqueología experimental", cuenta Puche. Se dedican a reproducir las piezas ya documentadas o encontradas en excavaciones arqueológicas para probarlas en condiciones reales, "cargando con los 30 kilos de una indumentaria durante 30 kilómetros", por ejemplo.

En Allon, la antigua ciudad romana que se levantó donde actualmente se ubica La Vila Joiosa, han estado como en casa. La riqueza arqueológica de Allon, una de las cuatro entidades urbanas con la categoría de municipium que documentó el cartógrafo griego Estrabón en el siglo I de nuestra era, junto a Ilici (Elche), Lucentum (Alicante) y Dianium (Dénia), y el excelente estado de conservación de sus restos han conseguido atraer el interés de estos legionarios romanos. Ayer pasearon por la cardus maximo, la vía principal de la antigua ciudad (hoy calle Canalejas) acompañados de decenas de personas que asistieron a una ceremonia religiosa en un cruce de caminos, a movimientos reales de ataque del escuadrón que formaron o a la particularidad de que la interacción verbal entre ellos es en latín.

Acampados desde el viernes a los pies de la torre de San José, uno de los monumentos funerarios de la época mejor conservados de la Comunidad Valenciana, reproducen fielmente las costumbres de hace 2000 años. Por ejemplo, comen tumbados la misma dieta que los legionarios, basada en las verduras y los cereales y hasta se preparan el pan con harina sin refinar.

Esta asociación, nacida hace ocho años, tiene un grupo de reconstrucción militar y otro vinculado a la reconstrucción histórica centrada en el mundo civil. Entre sus objetivos también está la divulgación derivada de las reconstrucciones y recreaciones de banquetes, campamentos, marchas e incluso juegos de oratoria que organizan. Entre sus miembros hay abogados, médicos o ingenieros de cualquier provincia española. Y ya han conseguido la internacionalización. Estuvieron desfilando en Roma y el próximo mes de julio han sido invitados a la ciudad francesa de Lyon, donde se celebrarán unas jornadas galo-romanas.

 

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS