Casa Mediterráneo despide al 30% de su plantilla

El Ministerio de Exteriores ha recortado su aportación a la entidad un 64% para este año La institución estudia recurrir a financiación exterior o programar actividades cofinanciadas

Nueva remodelación en Casa Mediterráneo. Diez días después de que el consejo rector acordara sustituir al frente de este organismo cultural y diplomático a Yolanda Parrado por María Almudena Muñoz, se ha decidido prescindir de siete de los 21 trabajadores que conforman la plantilla. Este recorte supone una reducción del 30% de todo el personal y afecta más concretamente a directivos de distintas áreas, según aclaró un portavoz oficial de Casa Mediterráneo.

El mismo portavoz vincula esta decisión laboral al recorte presupuestario que sufrirá Casa Mediterráneo este año en un contexto de ajustes generalizado. El organismo cuenta con tres patrocinadores: el mayor de ellos es el Ministerio de Exteriores, pero también aportan fondos la Generalitat valenciana y los Ayuntamientos de Alicante, Xàbia y Benidorm, estos dos últimos subsedes de Casa Mediterráneo. Y el presupuesto para este año que aporta el Ministerio de Exteriores a Casa Mediterráneo ha sufrido un recorte del 64%, aseguran las citadas fuentes.

El recorte presupuestario sitúa a Casa Mediterráneo en un contexto complicado. Fuentes de la institución dan por hecho que habrá que recurrir a “buscar financiación exterior y actividades cofinanciadas” en el futuro más próximo.

No es la única institución que busca nuevas fórmulas. La Cámara de Comercio de Alicante, de hecho, ofreció el pasado mes de febrero al ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, para gestionar Casa Mediterráneo. La entidad cameral esgrime su experiencia en la organización de eventos y su conocimiento de los países del norte de África para defender su propuesta. El ministro se comprometió a estudiar la oferta, según aseguraron en su momento fuentes empresariales.

Casa Mediterráneo ocupa una sede provisional a la espera de que concluyan las obras de rehabilitación de la antigua estación de Murcia, un edificio ubicado en la entrada sur a la ciudad de Alicante y cuya puesta en marcha ayudará a revitalizar este deteriorado acceso a la urbe. La tercera fase de esta obra estuvo en el aire durante algunas semanas hasta que la exdirectora general de Casa Mediterráneo defendió que ésta podía concluirse con 500.000 euros que la institución ya tenía. La iniciativa terminó cuajando.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50