Ante el Aberri Eguna

El PNV aspira a conseguir un nuevo estatus político para Euskadi en 2015

Ortuzar asegura que el objetivo de los nacionalistas es la “soberanía plena”

Un hombre escucha la intervención de Andoni Ortuzar en la Plaza Nueva de Bilbao.
Un hombre escucha la intervención de Andoni Ortuzar en la Plaza Nueva de Bilbao.TXETXU BERRUEZO

El PNV no contempla otra opción que la de recuperar el Gobierno vasco en las elecciones autonómicas inicialmente previstas para marzo de 2013. Y ese es prácticamente el periodo que se ha marcado para darle un vuelco a la situación política y amarrar un nuevo marco político que posibilite a Euskadi ser un país soberano en el concierto de la Unión Europea.

En una comparecencia en la Plaza Nueva de Bilbao para presentar los actos del Aberri Eguna (Día de la Patria) que el partido celebrará allí el próximo domingo bajo el lema Más nación, el presidente de la formación en en Bizkaia, Andoni Ortuzar, aseguró ayer: “Tenemos cuatro años por delante para lograr un nuevo estatus político para Euskadi. Ese es el reto que afrontamos de cara al año 2015: el reto de la nueva Euskadi en paz y libertad”.

Es decir, primero lograr el Gobierno y después la mayoría suficiente en el Parlamento vasco para plantear un cambio de marco (que, en todo caso, debería pasar luego por las Cortes Generales). Mayoría que solo puede lograr previsiblemente con el apoyo de una izquierda abertzale que le ha restado representatividad, de momento, en las elecciones municipales y forales de mayo de 2011, en Gipuzkoa y Álava. Los herederos de Batasuna se sumarán, junto con sus socios en Amaiur y la formación vascofrancesa Abertzaleen Batasuna, al acto de Aberri Eguna convocado por la red Independentistak en Pamplona.

El Aberri Eguna es la única buena noticia de la semana”, dice Ortuzar

El PNV mantiene viva su recurrente aspiración de conseguir la “soberanía plena” de Euskadi “en pie de igualdad” con el resto las naciones de Europa, pero fija algunos condicionantes debido a la actual situación económica. En el manifiesto que difundió públicamente anteayer sostiene que la autodeterminación solo tendría sentido si es capaz de generar bienestar para los ciudadanos vascos y proteger a quienes se han quedado sin empleo. Euskadi suma algo más de 161.000 parados, según los últimos datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social correspondientes al pasado mes de marzo, una tasa de desempleo de casi el 12% —la tasa media nacional supera el 23%— y unas 60.000 personas cobran las ayudas sociales.

Pero, aunque la situación económica es motivo de preocupación, en 2012 también hay motivos para alegrarse: va a ser la primera celebración del llamado Día de la Patria en paz, después de casi 80 años de periodos violentos: la Guerra Civil, la dictadura franquista y el terrorismo de ETA. El PNV llega incluso a equiparar la violencia del régimen de Francisco Franco con la de ETA, porque ambas han dejado un reguero de víctimas inocentes.

La formación ofrece su “concepto de comunidad” como garantía de cohesión

Y también va a ser un año especial porque el fin de ETA, a juicio del PNV, elimina impedimentos para revindicar la independencia. Los nacionalistas vascos interpretan que ningún partido ni asociación tiene ya motivos para vetar el derecho de autodeterminación. Ortuzar dijo que la celebración del Aberri Eguna es “la única buena noticia” en la semana de “las malas noticias”, como el anuncio “de la recesión, del paro, de la amnistía fiscal y de los recortes sociales y laborales”.

Los nacionalistas no quieren renunciar al pasado y apuestan por avanzar, pero hundiendo las raíces en Euskadi y gestionando bien. “El PNV ofrece el concepto de comunidad, el ideario humanista, garantía de cohesión social y solidaridad con los más desfavorecidos”, aseveró Ortuzar en su intervención.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS