LA NUEVA LEGISLATURA

Gordillo amaga con plantar a IU si pacta con el PSOE

Valderas minimiza la amenaza, mientras la popular Oña le piropea

José Antonio Castro bromea con Sánchez Gordillo en el Parlamento.
José Antonio Castro bromea con Sánchez Gordillo en el Parlamento.JULIÁN ROJAS

El parlamentario electo de IU por Sevilla y líder del CUT, Juan Manuel Sánchez Gordillo, “no descarta una escisión” dentro del grupo parlamentario si finalmente se produce un pacto de gobierno con el PSOE, lo que supondrá, según él, la “sentencia de muerte” de Izquierda Unida.

En el caso de que Gordillo diera este paso, quedaría como diputado no adscrito ya que el Reglamento no le permitiría inaugurar el grupo mixto. En ese supuesto, Gordillo solo tendrá reconocidos los derechos de los que gozan los diputados individualmente y no tendría una subvención extra para gastos de funcionamiento como sí ocurre con todos los grupos parlamentarios. El voto de Gordillo no pone en peligro ni la investidura de José Antonio Griñán ni una hipotética coalición de izquierdas ya que sin su apoyo PSOE e IU seguirían sumando 58 escaños de la Cámara. La mayoría absoluta está en 55.

“Nosotros no nos vamos a sentar en el mismo gobierno que el PSOE en las condiciones en las que estamos”, dijo el también alcalde de Marinaleda tras la entrega de credenciales en el registro de la Cámara.

Gordillo dijo que en la CUT están reflexionando la posibilidad de “dejar el escaño si se llega a un acuerdo”, pues un pacto de gobierno que no contemplan. No obstante, aclaró que esta decisión se tomará en la CUT, formación que ha apostado por pactos puntuales en la legislatura en base políticas concretas. Sánchez Gordillo insistió en la idea de que deben producirse dimisiones en la Consejería de Empleo por el caso de los ERE fraudulentos y que este asunto requiere una investigación política en el Parlamento.

Otras condiciones para un acercamiento con los socialistas son la renta básica, garantizar cuatro meses de trabajo público para todos los trabajadores en paro, la paralización de los desahucios o una banca pública. “Me temo que IU haya empezado a dejar de ser llave para convertirse en muleta y hemos dicho que muleta no”, avisó, al tiempo que recordó que el PSOE andaluz “sigue siendo neoliberal”.

El diputado electo esgrimió que la “carta de presentación” del PSOE es 1,2 millones de parados, miles de pobres y “corrupción”, situación, en su opinión, que era así hasta hace un mes, por lo que se preguntó: “¿Ahora ya no?”.

Convencido de que un pacto de Gobierno con el PSOE supondrá la “sentencia de muerte” de IU, Gordillo dejó claro que el CUT “no quiere asistir a esa muerte”. La opción más “defendible”, en su opinión, consistiría en “dejarlos pasar con unos mínimos acuerdos y acordar puntualmente” lo que cuadre con el programa de IU. “Esto debería ser lo máximo y con la nariz tapada. Creo que nos estamos equivocando gravemente cuando lo que hay que hacer es administrar bien el capital político que nos ha dado el pueblo”, opinó. El alcalde de Marinaleda discrepó también con el método adoptado por la dirección de IU sobre el referéndum a las bases al estimar que hay que hacer la consulta antes de las negociaciones para saber qué quiere, lo contrario, es decir, el referéndum al final de la negociación es “un plebiscito”. “Creo que el 80% de las bases no quiere ni pacto de gobierno ni de legislatura”, avisó.

El coordinador de IU, Diego Valderas, minimizó el amago de su compañero, al que no le prestó demasiado atención. Valderas calificó de “razonable” la opinión “democrática” de Gordillo. Más piropos le dedicó la diputada electa del PP por Málaga, Esperanza Oña, para quien Gordillo es “el único coherente” de IU.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS