bilbao

Agentes pegados a la realidad

Bilbao pondrá en marcha en junio un nuevo modelo policial para solucionar conflictos de convivencia entre vecinos y prevenir delitos

Policías municipales patrullan en una calle de Bilbao.
Policías municipales patrullan en una calle de Bilbao.LUIS ALBERTO GARCÍA

El Ayuntamiento de Bilbao está trabajando para poner en marcha un nuevo modelo policial que estará operativo el próximo mes de junio. Uno de sus pilares será la creación de una “policía de barrio”, que no se traduzca solo en “agentes amables que van por la calle atendiendo con una sonrisa a los ciudadanos”, explica el director del Área de Seguridad del consistorio, Andoni Olagorria. La intención es que tenga un contacto directo con la realidad para poder hacer fotografías de cada zona de la ciudad y una cartera de trabajo con casos concretos que muchas veces permiten prevenir delitos relacionados con las drogas o los robos.

El pasado mes de julio, la Policía Municipal activó un embrión de esta policía de proximidad en el que trabajan directamente cuatro agentes y otros muchos indirectamente. El jefe de la Unidad de Drogas de la Policía Municipal, Txema López, es el responsable de las reuniones con los vecinos y los representantes de asociaciones de comerciantes o de hostelería y centros educativos que ya han participado en el proyecto.

Desde que el pasado verano empezaran a darse los primeros pasos para conocer la efectividad del sistema, el Área de Seguridad del consistorio ha mantenido cerca de una veintena de citas con diferentes agentes sociales que tenían algún tipo de inquietud, ya fuera de naturaleza policial o no. En este último caso, como ocurre con las demandas relativas al asfaltado de las calles u otras cuestiones que son competencia de la concejalía de Obras y Servicios, los agentes derivaban la cuestión al departamento municipal correspondiente.

Uno de los pilares será la creación de una policía de proximidad

A fin de que estas preocupaciones ciudadanas no caigan en saco roto, el consistorio ha puesto en marcha un servicio de mediación y seguimiento, muchas veces en cuestiones relacionadas más con una percepción de inseguridad o un conflicto convivencial que con un problema de delincuencia, para establecer la táctica policial más adecuada. Una vez analizado el caso, el Ayuntamiento adquiere un “compromiso por escrito con las partes afectadas, cuyo cumplimiento evalúa posteriormente.

Olagorria subraya el valor que tiene la información proporcionada por los vecinos, que además ayuda a mejorar su percepción de seguridad. “No tenemos varitas mágicas, pero la experiencia está resultando muy satisfactoria”, recalca.

El programa ya se está desarrollando de una forma experimental

Las reuniones entre todas las partes implicadas se celebran en la central de la Policía y a ellas acuden el propio concejal de Seguridad, Tomás del Hierro; subcomisarios, el jefe policial de la zona donde se plantea el conflicto y el jefe de la Ertzaintza en Bilbao. Muchas de las demandas, que no siempre presentan asociaciones de vecinos, sino también particulares, suelen referirse al límite de aforo y los horarios de los bares, al botellón y a las drogas. “Se trata de reconducir la situación", señala Olagorria. En los casos citados, la Policía Municipal establece controles en la zona si se considera necesario y se mantiene un contacto directo con los afectados para saber cómo ha evolucionado el problema.

Muere apuñalado en una pelea

Un varón de 43 años murió a última hora de la tarde de ayer en Bilbao como consecuencia de las heridas de arma blanca que le fueron infligidas en una pelea registrada en el barrio de Santutxu de la capital vizcaína.

La información de la que la Ertzaintza disponía al cierre de esta edición señalaba que, hacia las ocho de la tarde, se produjo una pelea en la vía pública, por causas que en ese momento se estaban investigando, en la calle Iturribide del citado barrio. En el curso de la misma un hombre ecibió varias puñaladas que le causaron la muerte.

La Ertzaintza ha abierto la investigación correspondiente para detener al autor de este crimen y esclarecer todos los detalles de lo sucedido.

Hasta el lugar de los hechos se trasladó la comitiva judicial para proceder al levantamiento del cadáver para su traslado hasta las instalaciones del servicio de patología forense de la Audiencia de Bilbao.

“Salvo los casos de carácter penal, tratamos de buscar siempre la vía de la conciliación con los implicados, no la vía sancionadora. Muchas veces, con nuestra mera presencia en la zona es suficiente para disuadir”, explica López. No existe una zona concreta de Bilbao donde se haya registrado un volumen especialmente llamativo de casos, aunque “quizá en Otxarkoaga haya habido una concentración de casos un poco mayor”, añade.

Aquellas personas que quieran acceder a este servicio deben entrar en el Área de Seguridad dentro de la web del Ayuntamiento de Bilbao. El interesado solo tiene que introducir sus datos y explicar su caso. La propia Policía Municipal se pondrá en contacto con los peticionarios, priorizando los casos más urgentes, y fijará la fecha para una reunión en la que conocer los pormenores de cada asunto.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50