Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oferta de Bagó en Badalona superaba en un 24% al precio de licitación

El hospital municipal paraliza el concurso de cocina tras recibir la única oferta de Serhs

El Ayuntamiento crea una comisión de investigación

Xavier García Albiol, alcalde de Badalona.
Xavier García Albiol, alcalde de Badalona.

El consejo de administración de Badalona Serveis Assistencials (BSA), en el participan todos los partidos con representación en el Ayuntamiento de esa ciudad, decidió el miércoles declarar desierto el concurso público para del servicio de restauración del hospital municipal y crear una comisión de investigación. El acuerdo se tomó por unanimidad ante las circunstancias que rodean la presencia del Grupo Serhs en la ciudad, en la que ha obtenido desde 1994 un total de 23,5 millones de euros en contratos públicos, la mitad adjudicados a dedo.

Serhs, que ha disfrutado durante 19 años del contrato de cocina en el hospital de Badalona sin haber concurrido a concurso público, es propiedad de Ramon Bago, vicepresidente a su vez del Consorcio de Salud y Social de Cataluña (CSC). Este ente público gestiona varios hospitales catalanes, entre ellos el de Badalona. La Oficina Antifraude investiga el conflicto de intereses que supone que centros sanitarios gestionados por el CSC contraten a la empresa de su vicepresidente.

En Badalona, sin embargo, se han producido más circunstancias que han despertado los recelos del Ayuntamiento, cuyo alcalde es desde hace un año el popular Xavier García Albiol. Cuando el hospital sacó en enero por primera vez a concurso público el servicio de restauración, solo recibió una oferta, la de Serhs. Cuando abrió el sobre con la oferta económica, descubrió además que esta era un 24% superior al precio de licitación, lo que elevaba el importe total del contrato —cuatro años prorrogables en otros dos— de 2,77 millones de euros a 3,43.

“Hay varios hechos que requieren una explicación”, declaró ayer García Albiol. “La Sindicatura de Cuentas ya alertó en 2009 de que se estaba inclumpliendo la normativa de contratación pública. Y es llamativo que cuando por fin el hospital saca a concurso el servicio, concurra solo una empresa y lo haga muy por encima del precio de licitación”, añadió.

La comisión de investigación de BSA —oficialmente de “control y seguimiento”— revisará ahora “a fondo” las prórrogas sucesivas de los contratos a Serhs desde BSA, la empresa municipal responsable de los centros sociosanitarios de la ciudad, y las circunstancias que han llevado a que solo se presente esta empresa en el concurso público convocado. En ella también estarán presentes los representantes de los trabajadores, con voz aunque sin voto, porque el “caso debe resolverse con la mayor transparencia y claridad”, añadió Albiol.

El consejo de administración de BSA también paralizó la renovación de su empresa auditora, Faura-Casas, que también examina las cuentas de Serhs y del CSC. El Ayuntamiento responsabiliza a Faura-Casas de no haber alertado de las renovaciones sin concurso de los contratos de Serhs.