gobierno vasco

Críticas a López del PSC y la Generalitat por cargar contra el pacto fiscal

“No puede decir esas cosas. Se ha equivocado”, dijo Navarro de López

El lehendakari, Patxi López, consiguió ayer lo que no se había visto en mucho tiempo: que el Gobierno catalán, de Convergència i Unió (CiU), y el Partit dels Socialistes de Catalunya, que mantienen una relación gélida desde que los nacionalistas se han aliado con el PP, se pusieran en algo de acuerdo. CiU y el PSC coincidieron en criticar al lehendakari por arremeter contra el pacto fiscal que reivindica la mayoría de partidos catalanes, incluido el socialista, al señalar que no pueden estar constantemente reclamando una mejora de la financiación para Cataluña. Pere Navarro, primer secretario de los socialistas, que relevó a José Montilla en diciembre, se alejó de su habitual moderación y mostró su “sorpresa” ante las palabras de López, que tachó de "incomprensibles". “No puede decir esas cosas. Se ha equivocado”, resumió.

“Sorprende que personas al frente de otros Gobiernos hagan declaraciones sobre lo que le conviene o no a Cataluña y más cuando en sus territorios disfrutan de condiciones muy especiales”, afirmó Navarro que recordó que el Concierto económico “beneficia” al País Vasco y el lehendakari, que se sepa, no ha renunciado a él. Francesc Homs, portavoz del Gobierno catalán, compartió el criterio de los socialistas y, pese a que constató que no quería abundar en la polémica, afirmó: “Mejor que el lehendakari se dedique a otras cosas y no a comentar las propuestas que legítimamente podemos hacer desde Cataluña. Que nos dejen hacer”, añadió.

En un desayuno con periodistas, en Madrid, López cargó el lunes contra el pacto fiscal y desencadenó un gran revuelo en las redes sociales en Cataluña. Su tesis es que esta comunidad no puede reclamar constantemente una mejora de su financiación al recordar que no hace tanto que aprobó la que está en vigor (2009). “No se puede estar permanentemente reivindicando con una mano si las cosas van mal y si las cosas van bien colgándose todas las medallas. Hay que ser razonable con las normas”, argumentó López.

En su opinión, Artur Mas, presidente de la Generalitat, actúa de forma “ventajista” porque exige ahora ese pacto fiscal en medio de una crisis cuando en época de vacas gordas Cataluña se vanagloria de estar dentro del régimen común. Lejos de subrayar sus bondades, López señaló que el Concierto es un sistema que entraña riesgos: "Cuando nos va mal, el País Vasco no puede echar mano de la ayuda de España. Cuando va mal nos lo comemos enteros. La recaudación cayó 1.000 millones y nos lo tuvimos que arreglar solitos”.

El tripartito de izquierdas, con el apoyo de CiU, firmó en 2009 el modelo de financiación vigente cuatro años. Todo el arco parlamentario —salvo PP y Ciutadans— defiende el pacto fiscal con diferentes matices sobre el porcentaje de solidaridad que debería destinarse al resto de comunidades. Las palabras de López sentaron mal en el PSC en un momento en que sus relaciones con el PSOE, especialmente tras el Congreso de Sevilla, no son precisamente boyantes. Fuentes de CiU recordaron que López encarna la línea dura y más españolista del PSOE.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS