Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villalonga: "La cultura no es gratis, la cultura hay que pagarla"

Natalio Grueso anuncia los pilares del nuevo modelo de gestión cultural municipal Internacionalización, sector privado, educación y búsqueda de la eficiencia

Yolanda Bergareche, Fernando Villalonga y Natalio Grueso, esta mañana  en el Teatro Español. Ampliar foto
Yolanda Bergareche, Fernando Villalonga y Natalio Grueso, esta mañana en el Teatro Español.

El que fuera director del Centro Niemeyer de Avilés hasta su cierre, Natalio Grueso, ha presentado esta mañana junto con el concejal de Las Artes, Fernando Villalonga, un ambicioso proyecto para los teatros que dependen del Ayuntamiento de Madrid: el Español, el Fernán Gómez y el Circo Price. "Queremos convertir Madrid en una de las grandes capitales culturales del mundo", ha sido la declaración de intenciones de Grueso en su primera comparecencia tras aterrizar en la capital, celebrada en el Español y en la que ha detallado los cuatro pilares de su proyecto, que quiere ver marcado por una palabra: excelencia. Para desarrollarlo, cuenta con 25 millones de euros.

"Nuestro primer pilar en el nuevo modelo del Área de Las Artes es la internacionalización", ha explicado. Para lograrlo, trabajarán "en red con la escena internacional". El objetivo es "importar lo mejor y exportar nuestro talento". En este punto, se ha comprometido a que siempre haya un espectáculo español en cartel. El segundo pilar de este nuevo modelo de gestión es un refuerzo del papel del sector privado en lo público. En concreto, Grueso ha dicho que se buscará "el fortalecimiento del tejido cultural mediante el trabajo junto y con el sector privado".

Una cláusula educativa

Con mensaje de Woody Allen

En la cita con la prensa, el nuevo programador de los teatros públicos de la capital ha difundido una grabación en la que Woody Allen califica el modelo de Grueso de "una extraordinaria aportación a la cultura", "un fenómeno" y "una gran experiencia".

Según Grueso, se grabó anoche durante una cena en una capital europea que éste no ha querido detallar. Además de las palabras de Allen, se han visto y escuchado mensajes del director del NY Public Theater, Oskar Eustis, o el actor Kevin Speacy.

La novedad ha llegado con el tercer pilar, la Educación. "Madrid será pionera en el mundo por incluir una cláusula para todos los artistas desarrollen un actividad educativa mientras estén aquí". Así, los artistas contratados en la capital impartirán clases o talleres, al tiempo que se buscará que se impartan en las escuelas madrileñas clases de iniciación a la danza y al teatro. El cuarto pilar, según ha desgranado Grueso, es "la búsqueda de la eficiencia con una gestión integral que nos permita aprovechar las sinergias, tener una programación variada y equilibrada".

En cuanto a espacios concretos, el responsable municipal ha manifestado su deseo de que el Español sea el "gran teatro de España ante el mundo", el "buque insignia". "El Fernán Gómez lo vamos a reforzar y potenciar en su dimensión iberoamericana", ha anunciado, para añadir que  "Matadero seguirá siendo el lugar para la creación y la vanguardia", con un "papel protagonista" para la danza. Sobre el Conde Duque, reinaugurado en marzo de 2011 tras una completa rehabilitación y que sufre una plaga de carcoma y problemas de climatización, ha dicho que "cobrará mas protagonismo en verano". Y poco más, porque "de eso ya hablaremos mas adelante". El Price, por su parte, seguirá volcado en el circo y en grandes conciertos.

Tras Grueso, ha tomado la palabra Villalonga, que ha descartado un aumento en el precio de las entradas, pero ha advertido: "Tenemos que empezar a acabar con esa idea de que la cultura es gratis, la cultura hay que pagarla". El exdiplomático valenciano ha reconocido que "la situación económica es mala" y ha detallado que el presupuesto con el que pretenden cumplir los cuatro objetivos ronda los 25 millones de euros. "Coproducir siempre es mas barato que producir", ha apuntado como solución.

Dos abandonos por el camino

A la cita, también ha acudido la nueva responsable de Madrid Arte y Cultura SA (MACSA), Yolanda Bergareche, que asume competencias de gerencia, dirección y consejero delegado. El nombramiento de Grueso el 1 de marzo como responsable de gestión, coordinación y programación de todos los teatros -y también de los centros culturales municipales como el Conde Duque, la Casa de Vacas o el Palacio de Cristal del Retiro- prendió la mecha de la traca que venía preparándose en el área de Las Artes del Consistorio.

El nuevo delegado del área llevaba semanas afeando la gestión de su predecesora, Alicia Moreno, concretamente en relación con la renovación de los contratos de personal de su antiguo equipo: directores de centros culturales y de teatros de la capital. La consecuencia de la creación de este nuevo puesto, por encima de todos ellos, no se hizo esperar, apenas ocho días: Mario Gas anunció que abandona el Español tras ocho años al frente. Frente a las críticas de Las Artes, el director, que expandió el teatro, lo abrió a los grandes de la escena y lo llenó, hizo hincapié en sus despedida en que se marcha "con la sensación de una gran riqueza personal, que no económica".

Pero la salida de gas no ha sido la única. Hace dos días, se produjo la segunda baja. Mora Apreda dejará a mediados de abril la dirección del Fernán Gómez, tras comunicarle su cese Villalonga. Apreda ha gestionado este centro desde octubre de 2004.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram