Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Conde Duque se muere de frío

El Ayuntamiento admite que, a la carcoma, se suman problemas de climatización

La carcoma afecta a 194 tablillas de madera de un total de 1,2 millones

Estanterías del archivo y de la hemeroteca del Conde Duque. Ampliar foto
Estanterías del archivo y de la hemeroteca del Conde Duque.

El Ayuntamiento de Madrid ha admitido esta mañana que el edificio del Cuartel de Conde Duque, reinaugurado en marzo de 2011 tras una completa rehabilitación, sufre dos “problemas” que obstaculizan su uso como centro cultural: la carcoma -hallada el pasado mes de febrero- y el frío. Según ha denunciado esta mañana la concejal Milagros Hernández Calvo (Izquierda Unida), la instalación requiere de “al menos esas dos intervenciones”.

En primer lugar, porque “la malísima climatización supone un perjuicio para trabajadores y visitantes”. Como ha reconocido a continuación el Gobierno municipal, la calefacción no funciona en el archivo, la hemeroteca y la biblioteca. Y en la planta baja la temperatura es “demasiado baja”, cercana a los cero grados, según Izquierda Unida, un problema que el Ayuntamiento también ha admitido pero que considera solucionado tras un ajuste del sistema informático de climatización.

El Beti Jai, expropiado

El Conde Duque se muere de frío

En su intervención de esta mañana ante la comisión plenaria del área de las Artes, Chapman ha confirmado también que el Ayuntamiento “trabaja en el proceso de expropiación” del frontón Beti Jai, “tras los numerosos cambios de sus propietarios y usos y por el grave riesgo de desaparición”.

Se intentará así, ha añadido, “desvincular este bien de la especulación mobiliaria”. Respecto a su futuro uso, Chapman ha avanzado que tendrá que ver con las características del inmueble. Izquierda Unida ha sugerido que se convierta en sede olímpica en caso de que Madrid organice los Juegos de 2020, como aspira a hacer.

Izquierda Unida ha recordado además que el edificio sufre una infestación de carcoma, cuya única solución es, a su juicio, levantar toda la tarima y cubrir con suelo cerámico. Eso evitaría además que esta plaga se extienda a los libros a través de la goma de su encuadernación.

El recién designado coordinador general de Las Artes, Timothy Chapman, ha achacado “los problemas de climatización” a “la enorme extensión, superficie y distancias” del edificio, de casi 60.000 metros cuadrados. Según ha dicho, las obras siguen en periodo de garantía; el Ayuntamiento “ha exigido que se corrijan los problemas, y las constructoras están en ello”, ha añadido.

En cuanto a la carcoma, Chapman ha explicado que la infestación afecta a 194 tablillas de madera de un total de 1,2 millones. “No es intensa, sí es extensa y dispersa”, ha agregado, sin explicar eso sí qué medidas se han tomado para evitar que se propague.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram