Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Centenares de niños, en casa por la huelga de limpieza en colegios de Jerez

Decenas de madres exigen una solución "urgente" al Ayuntamiento

El cuarto de baño de un colegio de Jerez.
El cuarto de baño de un colegio de Jerez.

“Nuestros hijos tienen derecho constitucional a una educación y unas instalaciones dignas”. Con este lema, estampado en un papel, se han presentado hoy lunes varias decenas de madres en el Ayuntamiento de Jerez en busca de la alcaldesa, María José García Pelayo. La munícipe popular celebraba en Cádiz el bicentenario de la Constitución liberal de 1812 y las madres se tuvieron con conformar con sellar el documento en el registro municipal para exigir así al gobierno una solución “urgente” a la huelga de limpieza que sufren desde el pasado miércoles más de 14.000 alumnos de 47 colegios públicos de la ciudad.

Cientos de padres ya se han plantado. Tras seis días de ausencia de fregonas por la deuda municipal a la concesionaria que presta el servicio, muchos han optado por no llevar a sus hijos a la escuela. Retretes atascados y suelos sucios alejan sobre todo a los más pequeños de las aulas. Sin esperar el veredicto de los técnicos de la Consejería de Salud, que inspeccionaron ayer las instalaciones que concentraban mayor riesgo de insalubridad, centenares de pupitres se han quedado vacíos. En algunas clases, los pequeños que han entrado han sido minoría.

“En educación primaria ha asistido el 45% del alumnado y en infantil, sólo el 17%”, reseña Teodoro Fernández, director del CEIP Manuel de Falla. En el centro que dirige, se acumulan los desperdicios en aulas, pasillos y escaleras, pero no así en los baños, que fueron adecentados en la mañana del viernes. En otros colegios, no hay servicios mínimos desde primera hora del miércoles. Es el caso de La Alcazaba, con 455 alumnos inscritos. En este caso, la dirección del centro ya ha tomado la decisión de avisar a los padres para cerrar el aulario desde el miércoles si antes no se limpian, al menos, los baños, donde se concentra el foco de infección más importante.

La Consejería de Educación ya ha pedido la inspección sanitaria en algunas escuelas y ha mostrado una “especial preocupación” por los colegios en los que no se están prestando los servicios mínimos. A la espera de los movimientos que inicien los padres de manera más o menos organizada, la delegada provincial de Educación, Blanca Alcántara, ya ha trasladado a los directores que no duden en anunciar el cierre de centros si consideran que no se dan las condiciones mínimas de salubridad para los niños.

La postura de la Junta también ha encontrado el rechazo de la Federación Local de Asociaciones de Madres y Padres de Jerez (Flampa). Su presidenta, Rosa Saborido, ha rechazado el cierre de instalaciones y ha exigido a Educación que “arbitre todas las medidas necesarias para garantizar el derecho a la educación”.

Por su parte, el Ayuntamiento de Jerez, tras seis días de paros, ha avisado a la concesionaria del servicio, Limasa, que, de continuar el incumplimiento de los servicios mínimos, interpondrá acciones legales. El gobierno local también ha denunciado la actitud de la adjudicataria ante la delegación provincial de la Consejería de Empleo.

El Ayuntamiento adeuda a Limasa 11 millones de euros por el servicio de limpieza. La empresa, a su vez, debe más de tres nóminas a la plantilla, de 200 trabajadoras. Esta es la cuarta huelga de limpieza en colegios de Jerez desde que comenzó el curso escolar.