Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los populares sostienen que las Cortes no pueden ejercer como acusación

La Mesa del Parlamento rechaza tramitar una iniciativa de la diputada Mireia Mollà, de la Coalició Compromís, que pedía la personación en el caso de las subvenciones de Blasco

Las Cortes Valencianas no pueden ejercer de acusación particular cuando la Cámara se considere perjudicada. Así lo refleja la justificación que la Mesa de las Cortes, en la que el PP tiene mayoría absoluta, ha remitido a la diputada de Compromís Mireia Mollà para no tramitar una proposición no de ley que presentó. En ella, la diputada planteaba que la Cámara se personase como acusación particular en el caso de las subvenciones de cooperación concedidas mientras Rafael Blasco, portavoz parlamentario del PP, fue consejero de Solidaridad y Ciudadanía. Un caso en el que hay 19 imputados, uno de ellos en prisión.

Mollà recordó que la Fundación Hemisferio, supuesto centro de la trama que defraudó subvenciones, recibió de la consejería 177.779 euros de donaciones de los valencianos para ayudar a Haití, en las que se incluían 40.000 euros de las Cortes. Por eso pedía que la institución se personase en el caso, que instruye un juzgado de Valencia. La resolución de la Mesa de las Cortes cita el apartado h del artículo 22 del Estatut d’Autonomia para concluir que “no recoge el supuesto jurídico de la presentación de las Cortes como acusación particular”. El apartado en cuestión prevé entre las funciones de la Cámara “interponer recursos de inconstitucionalidad, así como personarse ante el Tribunal Constitucional”.

Mollà anunció que su grupo alegará para que se acepte su iniciativa y se preguntó: “¿Por qué no la tramitan? ¿Si alguien roba a las Cortes, quiere decir que el Parlamento no puede actuar?”. La diputada añadió que no descarta pedir un informe de los servicios jurídicos para aclarar el asunto, no solo para este caso.

Más información