Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Triple ración de pop en el río

La Oreja de Van Gogh, Despistaos y El Pescao reactivan los conciertos falleros de la SER

Una de los conciertos de Fallas de la Cadena SER en el cauce del Turia, en una imagen de archivo.
Una de los conciertos de Fallas de la Cadena SER en el cauce del Turia, en una imagen de archivo.

Era una mañana de domingo de Fallas en 1986. El viejo cauce del Turia acogió una concentración de 100.000 personas que acudieron al reclamo de Los Inhumanos, Alaska, Hombres G y otros grupos españoles triunfantes o emergentes que conformaban el cartel del Gran Musical. Era este el nombre de un espacio de los 40 Principales que solía trasladar a la calle la programación radiofónica para conectar mejor con el gran público.

En esta ocasión, el Gran Musical se ajustó a la agenda fallera y fue tal el éxito y la audiencia que, al decir de los organizadores, “llevaron a los 40 Principales Mediterráneo y al Ayuntamiento de Valencia a cubrir con música todos los días que conforman las fiestas falleras”. El propósito se ha visto cumplido a lo largo de dos décadas largas hasta el punto de que podría decirse que los conciertos de Fallas de la SER han cumplido sus bodas de plata con las fiestas mayores del Cap i Casal. En medio, hubo años en los que los artistas nacionales se codearon con figuras extranjeras (como Texas, Seal o New Kid on the Block) y el recinto se trasladó al Paseo de la Alameda donde, teniendo como intermedio entre actuaciones el disparo del castillo pirotécnico, llegó a cosechar audiencias de 300.000 espectadores.

En los últimos años, la cita se desplazó a la zona de campos de fútbol del viejo cauce, junto a las Torres de Serranos, hasta el año pasado que no llegó a celebrarse por “falta de acuerdo con las instituciones sobre su ubicación”.

Pero las aguas vuelven a su cauce, nunca mejor dicho. Un cuarto de siglo después de la primera cita, y tras distintas vicisitudes, Los 40 mantienen el pulso fallero y regresan al río aunque en un emplazamiento distinto, menos céntrico pero más moderno.

Este viernes, ya oscurecido, habrá triple actuación de pop hispano sobre un escenario instalado en la Ciutat de les Arts i les Ciències, bajo la etiqueta Valencia 40 Pop. Encabeza el cartel La Oreja de Van Gogh, que para eso tienen en su palmarés más de 8 millones de discos vendidos que los sitúan en el top español de la pasada década, y les ha ido bastante bien con su último álbum, gracias especialmente al éxito del single La niña que llora en tus fiestas.

Como segundo plato del menú, se servirá El Pescao, nombre artístico de David Otero, guitarrista y compositor de El Canto del Loco, que emprendió hace dos años con éxito su propia carrera con un álbum titulado Nada lógico como tarjeta de presentación. A su lado estarán Despistaos, grupo originario de Guadalajara con seis álbumes ya en su historial, que anda promocionando un disco en directo, acústico y antológico. Previamente, a media tarde, actuarán los grupos ganadores del concurso Sona la Dipu 2011.