Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PIB por habitante valenciano sigue alejándose de la media de la UE

Eurostat calculaba que la autonomía alcanzaba en 2005 un 94% de la media comunitaria

En el último informe, referido a 2009, ha retrocedido hasta el 91%

El Producto Interior Bruto (PIB) por habitante valenciano sigue alejándose de la media de la Unión Europea. Eurostat calculaba que la autonomía alcanzaba en 2005 un 94% de la media comunitaria. La misma oficina estadística hizo pública este martes la última estimación, referida al año 2009, ya en plena crisis, en la que el PIB autonómico había retrocedido hasta el 91% de la media de la UE.

La evolución de la riqueza por habitante es sensible al aumento de la población, que experimentó un importante crecimiento en la Comunidad Valenciana durante los años de expansión económica. El crecimiento poblacional se explicó en buena medida por la llegada de trabajadores inmigrantes atraídos por el boom de la construcción, lo que no ayudó a elevar la tasa de riqueza por habitante.

La Comunidad Valenciana se consolidó de ese modo en el furgón de cola de la riqueza española. El territorio solo superaba en 2009 en dicho indicador a Extremadura (72% de la media comunitaria), Andalucía (79,1%), Castilla-La Mancha (83,5%), Murcia (86,3%), Canarias (87,3%) y Melilla (86,5%).

Por encima se sitúa el grupo que supera o alcanza la media europea de PIB por habitante, formado por Madrid (135,8%), País Vasco (134%), Navarra (129,9%), Cataluña (120%), Aragón (113,5%), La Rioja (113%), Baleares (109,5%) y Cantabria (100%).

Pero también se encuentran por encima de la valenciana varias comunidades que no alcanzan la media de la UE. Se trata de Castilla y León (98,8%), Asturias (95,8%), Galicia (92,7%) e incluso la ciudad autónoma de Ceuta (93,8%).

Eurostat divide España en varias agrupaciones de autonomías por criterios geográficos. El resultado estadístico agregado se parece bastante a la impresión general que se tiene sobre las zonas del país. El grupo más pobre lo componen las regiones del sur, que apenas alcanzan el 80,3% de la media comunitaria, y la más rica la del noroeste, con un 126%. Madrid parece jugar en una división distinta, la de las capitales de Estado europeas. El noreste no alcanza la media (94,4%), y las regiones del centro peninsular (88,1%) son las terceras más pobres después del sur y de Canarias. El promedio del este, en el que se integran la Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares, alcanza el 108%.

Las regiones más ricas de la UE son Londres (Reino Unido, 332%), Luxemburgo (266%), Bruselas (Bélgica, con 223%), Hamburgo (Alemania, 188%) y Bratislava (Eslovaquia, 178%).

Posición relativa

Durante el periodo de expansión, el PIB valenciano por habitante se situaba en el 94% de la media comunitaria. Los primeros años de la crisis empobrecieron relativamente al territorio, que se colocó en el 91% de la media comunitaria. En ese mismo periodo, Madrid, País Vasco, y Aragón, que ya superaban la media de la Unión Europea, han mejorado sus posiciones relativas.

Por contra, Cataluña y Baleares han retrocedido. Once autonomías y Ceuta tienen un PIB por habitante mayor que el valenciano.